Las entidades soberanistas presionan al PDeCAT para romper antes del 1-O

  • La Asamblea Nacional Catalana, la CUP y Ómnium abogan por aprobar la ley de transitoriedad jurídica antes del referéndum

  • Junts pel Sí no descarta que el 'Govern' siga la vía del decreto

Los diputados de Junts Pel Sí Roger Torrent y Lluis Corominas, durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en el Parlamento catalán. Los diputados de Junts Pel Sí Roger Torrent y Lluis Corominas, durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en el Parlamento catalán.

Los diputados de Junts Pel Sí Roger Torrent y Lluis Corominas, durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer en el Parlamento catalán. / Andreu Dalmau / Efe

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, apostó ayer -como ya hiciesen la CUP y Òmnium- por aprobar la ley de transitoriedad, que marcaría el proceso de ruptura con España en el caso de que Cataluña consiguiese la independencia, antes de la celebración del referéndum secesionista del próximo 1 de octubre.

Sánchez, quien insistió en declaraciones a la Cadena Ser, en que hubiese sido "deseable" un referéndum pactado con el Estado, opinó que la ley de transitoriedad debe estar "preparada y aprobada" antes del 1-O para que, en caso de que salga una mayoría de votos en favor de la independencia, se pudiese "culminar" el proceso separatista.

Estamos convencidos de que la admisión a trámite de la ley del referéndum se producirá en breve"

Respecto a la posición del PDeCAT, que prefiere aprobar esta ley tras el 1-O, Sánchez sostuvo que sobre ella hay "mucha literatura y mucho ruido mediático" y que existe "un acuerdo básico" en torno a la ley de transitoriedad y será posible "en cualquier caso" su tramitación.

Asimismo, el presidente de la ANC señaló que en toda la historia del "Estado español" no ha existido un referéndum en el que se haya exigido una participación mínima, por lo que rechazó que ahora se pida esto. "No vamos a aceptar lecciones democráticas de quienes no quieren que los ciudadanos nos expresemos en las urnas", declaró.

En este sentido, Sánchez garantizó que en Cataluña hay entre 1.900.000 y 2.000.000 de votos independentistas, que según él representan a un 60% de los catalanes. "Lo que no se puede impedir es que quien tiene una opción legítima de mantener Cataluña dentro de España es esconda detrás de la abstención", aseveró.

El presidente del grupo de Junts pel Sí (JxSí), Lluís Corominas, aseguró ayer que la ley del referéndum se tramitará "en breve" y dejó claro que su grupo "no descarta" ninguna vía para poderla aprobar, como podría ser un decreto ley presentado por el Ejecutivo catalán.

Corominas negó asimismo que exista "alguna discrepancia" en el seno de su grupo o con la CUP o las asociaciones soberanistas respecto a si la ley de transitoriedad jurídica debería aprobarse antes o después del 1 de octubre. "No hay ningún problema en la tramitación de la ley de transitoriedad. Habrá acuerdo y la tramitaremos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios