Dos mandos policiales irán al banquillo por el chivatazo a ETA

  • Pamies y Ballesteros están acusados de frustrar una operación contra la red de extorsión

La Audiencia Nacional acordó ayer juzgar al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al ex inspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros como presuntos responsables del chivatazo a ETA, por el que se frustró una operación contra su red de extorsión en 2006.

La sección tercera de lo Penal dio así el último paso para sentar en el banquillo a ambos responsables policiales por el llamado caso Faisán -el nombre del bar de Irún en el que se produjo el soplo-, al decretar la apertura de juicio oral.

El juez Pablo Ruz procesó a ambos por colaboración con banda armada y revelación de secretos. Según su hipótesis, "los detalles del operativo policial que estaba preparándose en torno a la red de extorsión" de la banda "llegaron al conocimiento" de Pamies, a lo largo de la tarde y noche del 3 de mayo de 2006.

A raíz de conocer "todos los detalles" por parte de otros responsables policiales, Pamies contacta con Ballesteros para que al día siguiente se desplace a Irún "al objeto, presuntamente, de permitir el contacto con Joseba Elosua (dueño del bar Faisán) y poder trasladarle la información" sobre el operativo "con la intención de frustrar el mismo", indicaba el juez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios