El terrorismo y la economía lideran las preocupaciones de los ciudadanos

  • El asesinato de dos agentes en Francia devuelve a ETA a la cabeza de los problemas del CIS, seguido por el paro

La preocupación por la desaceleración económica que evidencian los mercados y las grandes cifras parecen haber calado hondo entre los ciudadanos. Ésta es una de las principales conclusiones del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundido ayer. El estudio, realizado entre el 18 y el 27 de diciembre y, por tanto, un mes antes de hacerse públicos los últimos datos negativos sobre el paro, la inflación o las reuniones de última hora de los grandes países para atajar los efectos nocivos de la desaceleración internacional en las economías domésticas, evidencian que hace ya un mes la mayoría de los encuestados era pesimista de cara al futuro de la economía española.

El último sondeo del CIS, sin embargo, devuelve al terrorismo a la cabeza de las preocupaciones de los españoles, donde no estaba desde el pasado verano, aunque este impulso se explica porque la encuesta se realizó los días posteriores al asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Francia a manos de ETA.

De este modo, el terrorismo vuelve a situarse como el principal problema de los ciudadanos para el 40 por ciento de los consultados, por delante del paro (un 38,6 por ciento), los problemas de índole económica (33 por ciento) y la inmigración (27 por ciento).

Sin embargo, cuando se pregunta a los españoles cuál es el problema que más les afecta personalmente, la economía vuelve a la cabeza (36 por ciento). Le sigue la vivienda (24 por ciento), el paro (18 por ciento), el empleo (13 por ciento) y, en quinto lugar, el terrorismo (8 por ciento).

Respecto de las preocupaciones económicas, sólo el 18 por ciento de los encuestados cree que la coyuntura es buena, el 44 ciento la ve regular y el 25 por ciento la considera mala. El 11 por ciento va más allá y define la situación como muy mala y apenas un 0,6 por ciento la califica de muy buena.

Además, el 35 por ciento cree que empeorará el próximo año frente a un 10 por ciento que augurá que irá a mejor. El 42 por ciento cree que las grandes cifras seguirán igual en 2009.

Respecto a la situación política, en plena precampaña electoral, un 15 por ciento de los consultados la considera buena, es regular para un 40 por ciento de los encuestados y mala para el 26 por ciento. Muy mala le parece al 10 por ciento. A este respecto, el 45 por ciento cree que la situación política continuará igual el próximo año frente a un 13 por ciento que augura que mejorará y el 16 por ciento que cree que irá a peor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios