El tripartito vasco se resquebraja

  • Urkullu admite que los dos socios del PNV "no tienen una especial voluntad de relación"

"Mi opinión es que este tripartito está agotado. Todo en la vida tiene su tiempo y los yogures también caducan". Estas declaraciones del diputado general de Vizcaya José Luis Bilbao (PNV) han abierto una brecha en el Gobierno vasco. La portavoz del Ejecutivo, Miren Azkarate, salía ayer al paso asegurando que la fórmula del Gabinete tripartito (PNV, EA y EB) "no está agotada" porque "sigue trabajando, tiene un plan de gobierno y sigue trayendo bienestar y prosperidad a este país".

Azkarate, durante una entrevista en ETB, dijo respetar la opinión del diputado general de Vizcaya, que después de considerar "caducado" el tripartito vasco abogó por un "gran acuerdo" entre PNV y PSE. "Es una opinión que el Gobierno vasco respeta, como respeta el resto de opiniones", dijo la portavoz del Ejecutivo, que se mostró convencida de que "la realidad nos demuestra todos los días que este Gobierno tripartito no está agotado". "Sigue aprobando proyectos de leyes, planes y decretos que son fundamentales para el bienestar social, el desarrollo económico y para esa segunda transformación económica que se propugnaba en Lisboa", afirmó.

Sin embargo, el propio presidente del PNV, Íñigo Urkullu, avaló en cierta forma las palabras de Bilbao y culpó del 'agotamiento' a EB y EA: "De la actitud de los socios del Gobierno se evidencia que no parece que haya una especial voluntad de relación con el PNV". Urkullu repasó situaciones en las que ambos partidos han demostrado que prefieren acuerdos con otras formaciones: a EA le acusó de haber buscado el acuerdo con el PSE en Guipúzcoa y a EB de haber entrado "en una dinámica" con PP y PSE en las Juntas Generales de Vizcaya.

El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad, Joseba Azkarraga, de EA, consideró que el único "yogur caducado lo representan" el discurso de Bilbao y el PSE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios