Un tsunami de dolor esparcido a 34 naciones

  • Cuatro españoles, dos italianos, una belga y un estadounidense son los primeros identificados de los 14 fallecidos

  • Los ataques dejan 126 heridos

Los atentados en Barcelona y Cambrils se cobraron la vida de 14 inocentes, además de más de un centenar de heridos, que en total representan a 34 nacionalidades diferentes, desde Francia a Filipinas. Entre los fallecidos hay un menor de 3 años y su tío abuelo, vecinos de Rubí; una anciana de Sant Hipòlit de Voltregà y una turista de Zaragoza, además de dos ciudadanos italianos, una belga y un estadounidense, según confirmaron sus respectivos países de origen.

Los atropellos intencionados reivindicados por el Daesh provocaron además 126 heridos de diversa consideración, en su mayoría turistas, de los que 61 recibieron el alta médica y 65 permanecieron ingresados en distintos centros hospitalarios. De éstos, 17 se encontraban en estado crítico; 28 graves; 8 menos graves, y 13 leves, según el último balance de Protección Civil.

Las víctimas de los atentados son de 34 nacionalidades diferentes y entre ellas, además de españoles, hay franceses, alemanes, holandeses, argentinos, venezolanos, belgas, peruanos, rumanos, irlandeses, cubanos, griegos, macedonios, británicos, austriacos, paquistaníes, taiwaneses, canadienses, ecuatorianos, estadounidenses, filipinos, kuwaitíes, turcos y chinos. Un equipo de 24 médicos forenses trabajan en las autopsias a los fallecidos.

Familiares de los afectados por los ataques empezaron también a llegar por la mañana al aeropuerto de El Prat, donde reciben el apoyo de un equipo de la Cruz Roja formado por un psicólogo y un socorrista. Dos efectivos de la Cruz Roja los van a buscar al avión y les ofrecen atención psicológica, agua, comida y un espacio donde descansar. Aena cedió dos espacios.

La masacre en las Ramblas causó 13 muertos y más de un centenar de heridos, mientras que el sucedido horas más tarde en Cambrils provocó una muerta y cinco heridos. Del total de fallecidos al menos cuatro son españoles, entre ellos, un niño de tres años que vivía en Rubí y que estaba paseando por la zona junto a su hermana, su madre y los tíos de ésta. El tío-abuelo del menor, Francisco López, granadino de 65 años y vecino de la misma localidad, también falleció, mientras que la hermana del pequeño, su madre y la tía abuela resultaron heridas. También murió Pepita Codina, una mujer de 75 años vecina de Barcelona, que caminaba junto a su hija cuando fueron atropelladas.

Otra de las víctimas, que estaba ingresada en el Hospital Juan XXIII de Tarragona y falleció ayer, es zaragozana que pasaba sus vacaciones en Cambrils cuando fue atropellada por el coche de los yihadistas. Junto a esta mujer resultaron heridas otras cinco personas, entre ellas un agente de los Mossos, que se encuentra en estado grave.

El Ministerio de Exteriores de Italia confirmó que dos de sus conciudadanos, Bruno Gulotta (35 años) y Luca Russo (25), están entre los fallecidos en los atentados, una lista en la que por ahora figuran también una belga, Elke Vanbockrijck (44), y un estadounidense, Jared Tucker (42). Además, medios germanos aseguran que tres de los muertos son alemanes y la agencia de noticias Lusa confirma que otra de las víctimas mortales es una portuguesa de 74 años. Continúa desaparecido un niño australiano de 7 años que estaba con su madre en el momento del atropello. La mujer se encuentra hospitalizada.

El Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona atendió ayer a 131 personas afectadas por el atentado en Barcelona, a las que proporcionó ayuda psicológica y logística, incluida asistencia a familias de las víctimas que fueron llegando a lo largo del día de otros países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios