Enaltecimiento del terrorismo

El tuitero que propuso ponerle una bomba a Rajoy: "Fue por un cabreo ocasional"

  • La Fiscalía pide para José C.V un año de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas. 

  • El juicio ha quedado visto para sentencia.

Comentarios 2

Un acusado de publicar en la red social Twitter comentarios denigrantes para las víctimas de ETA y de amenazar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la colocación de una bomba, ha asegurado este miércoles que dijo "la primera barbaridad" que se le ocurrió debido a un "cabreo ocasional".

La Audiencia Nacional ha celebrado el juicio -que ha quedado visto para sentencia- contra José C.V, para quien la Fiscalía pide un año de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas por los tuits publicados entre enero de 2012 y febrero de 2016.

El ministerio público, que ha elevado a definitivas sus conclusiones, solicita esta pena -la más baja para este delito- debido a la juventud del acusado cuando cometió los hechos y a que, durante su declaración en instrucción, mostró arrepentimiento y pidió perdón a las víctimas.

También se enfrenta el acusado a ocho años de inhabilitación absoluta por sus comentarios denigrantes dirigidos a víctimas del terrorismo como Miguel Ángel Blanco y Carrero Blanco, asesinados por ETA en 1997 y 1973, respectivamente; o Irene Villa, que sufrió un atentado en 1991.

"Gora ETA me cago en Dios (...) pondría una bomba en el palco del Bernabéu, bajo Rajoy y en Nochevieja", "Faltan tiros en la nuca" o "Carrero Blanco primer astronauta" fueron algunos de los comentarios que el acusado publicó en su perfil.

Durante su declaración, José ha reconocido ser el autor de estos tuits, que publicó sin intención de "mayor trascendencia", y ha manifestado, en su turno de última palabra, que "si es necesario" volverá a pedir perdón a quien se haya sentido ofendido por el contenido de estos comentarios.

En el juicio también han declarado los agentes encargados de la investigación, quienes analizaron "una quincena" de publicaciones, de entre las 58.000 que tenía el acusado en el perfil de Twitter, con contenido "apologético" del terrorismo.

El representante del ministerio público ha manifestado, asimismo, que "las expresiones utilizadas son de tal contenido, que en el acervo popular se las tienen por ofensivas y humillantes", aunque ha valorado las muestras de arrepentimiento del acusado tanto en las redes sociales como en su comparecencia hoy en el juicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios