Los futbolistas griegos prometen mejorar tras la derrota

  • Nikopolidis y Basinas siguen confiando en Rehaggel y se conjuran para ofrecer otra cara en el partido del sábado contra Rusia.

Los griegos Antonios Nikopolidis y Angelos Basinas prometieron a la desconcertada afición de su país mejorar contra Rusia en su segundo partido en la Eurocopa, tras el decepcionante debut con derrota por 2-0 ante Suecia.

"Puedo prometer a todo el mundo que mostraremos otra cara. Daremos alegría y diversión, también a nosotros mismos", aseguró hoy el arquero Nikopolidis tras el entrenamiento de su selección en la localidad austriaca de Seekirchen.

Basinas, capitán del equipo, no quiso opinar sobre la ultradefensiva táctica de su entrenador, el alemán Otto Rehhagel, aunque su compañero Ioannis Amanatidis expresara sus dudas.

"Después del partido se pueden decir muchas cosas", dijo Basinas, que prefirió centrarse en el próximo partido ante Rusia, que perdió el martes 4-1 ante España. "Ese es el partido más importante. Los dos equipos necesitan la victoria".

Pese a la derrota, el presidente de la Federación Griega de Fútbol, Vassilis Gagatsis, mostró su total confianza en Rehhagel, el hombre que llevó al equipo heleno al sorprendente título europeo de 2004.

"Otto Rehhagel no es ningún entrenador del pasado. Sabe muy bien lo que tiene que hacer. Estoy convencido", dijo el federativo a la televisión griega.

De esta forma reaccionaba el dirigente al desconcierto causado en Grecia por el juego de su equipo, que como señaló el periódico deportivo "Goalnews", apenas pasó de la línea del medio del campo.

"Rehhagel se superó esta vez a sí mismo", escribió el rotativo, mientras que el "Gata" lamentaba: "Con un fútbol excesivamente defensivo y horrible intentamos sólo lograr un empate".

"Nos llevamos lo que merecimos", espetó "To Wima". "Otra actuación así y podemos hacer las maletas", advirtió "Eleftheros Typos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios