Eva Longoria, todo un icono latino

  • La 'celebritie' de origen mexicano se ha unido, junto al productor musical Emilio Estefan, a una campaña que tiene el fin de promover la creación del Museo Latino en Washington.

Eva Longoria es una latina diez y lo demuestra con cada una de sus acciones. La actriz es la mejor embajadora de su tierra por todo el mundo, defensora de su cultura y sobre todo de su gente. Tras un largo año de actividades en este sentido, la celebritie de origen mexicano se ha unido, junto al productor musical Emilio Estefan, a una campaña que tiene el fin de promover la creación del Museo Latino en Washington, una iniciativa impulsada por la plataforma Amigos del Museo Nacional Latino. Y es que nadie mejor que Longoria para promocionar este proyecto y darle la importancia y visibilidad que se merece en todo el planeta. La intérprete, totalmente concienciada y volcada en este fin, ha afirmado que "esta ley es un paso fundamental para velar por primera vez por las numerosas contribuciones de los latinos a la historia estadounidense". Y es que ésta desea que "un día las futuras generaciones de latinos estadounidenses visiten este museo y aprendan sobre el impacto y la influencia que sus familias han tenido en la historia y cultura americanas". Gracias a su predisposición y perseverancia en conseguir sus objetivos, Longoria se ha convertido en una de las latinas con mayor influencia en Estados Unidos. Íntima de la familia del presidente Barack Obama y amiga de las mayores celebridades de la meca del cine. Su notoriedad incluso supera a la de otras celebrities del mismo origen como Salma Hayek, Jennifer Lopez o la colombiana Shakira.

Su popularidad no es menor en el resto del mundo. Creció en una familia de pocos recursos y es la menor de cuatro hermanas. Cuando era pequeña su mayor sueño era dedicarse al mundo de la moda, pero sus ilusiones se desvanecieron por completo cuando la rechazaron por su baja estatura. Entonces, encaminó su carrera profesional a la interpretación, un trabajo que le ha dado la oportunidad de hacerse muy conocida en todo el mundo. Fue en 2004, tras realizar pequeños trabajos para la televisión, cuando le llegó su gran oportunidad convirtiéndose en una de las protagonistas de Mujeres Desesperadas.

Su pasión por las tendencias la han convertido en una fashion victim y una de sus mejores amigas es la posh Victoria Beckham, de la que suele vestir en alguna que otra ocasión. En su círculo de amistades tiene un sitio privilegiado el actor Antonio Banderas, junto al que organiza una de las galas solidarias más prestigiosas del verano en Andalucía. Penélope Cruz también es una de sus íntimas, y desde hace un año su futura cuñada. Longoria comenzó una relación con Eduardo Cruz, el hermano de la esposa de Bardem, poco después de su separación del jugador de baloncesto Tony Parker. Al principio se comentó que la actriz española no veía con buenos ojos el noviazgo de su compañera de profesión y el pequeño de su familia a causa de la popularidad de ella y la diferencia de edad entre ambos, pero todos estos rumores se disiparon cuando este verano se dieron una escapada familiar para hacer turismo por España. Reina de la alfombra roja, tan sólo le falta posar junto a su nuevo chico tal y como lo hacía con su ex marido, pero ambos han decidido llevar su historia de amor en la más estricta intimidad y alejada de los focos. Posiblemente por miedo a que todo esto pueda enturbiar lo que hasta la fecha parece una relación de lo más estable.

Hace escasos días, anunció que su carrera profesional tomará un nuevo rumbo, aún desconocido, en el año que estamos a punto de estrenar. Igual también encuentra el momento de volver a pasar por la vicaría si su relación con Eduardo sigue tan viva como hasta la fecha. Mientras se lo piensa, ella sigue disfrutando del día a día; una de las etapas más fructíferas de su vida sin duda alguna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios