Gallardón avisa a Mas que sus planes espantan la inversión

  • El ministro insiste en que una Cataluña independiente sería ninguneada en la UE y el 'president' no cede ante las "amenazas"

Barcelona vivió ayer un nuevo episodio de la escalada soberanista del Gobierno de Artur Mas, pues el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, advirtió ayer allí, en la capital catalana, que "cualquier modificación de la realidad de un país" que siga un camino distinto al de la ley "no será ni siquiera considerada por la comunidad internacional" y ahuyentará las inversiones, un mensaje que no amilana al president, que garantizó que las "amenazas" no le harán temblar el pulso.

"Lo que nadie entendería nunca es que se puedan aplicar procedimientos al margen de la propia ley. No hago valoraciones comparativas políticas, pero sí digo que el procedimiento -la consulta de independencia- de Escocia es uno ajustado a la legislación británica", afirmó Gallardón, preguntado por los periodistas respecto al debate sobre el referendo escocés y el de la hipotética secesión de Cataluña.

"Si se invocan precedentes extranjeros, en todos esos precedentes lo que se ha hecho es aplicar la ley. Esa es la razón por la que el referendo de Escocia no ha sido autorizado por el Parlamento escocés, sino por el Parlamento británico, que es el que ha permitido realizar una actividad de esta naturaleza", añadió el ministro, que clausuró ayer el Congreso Internacional de Arbitraje del Colegio de Abogados de Barcelona.

Gallardón también subrayó que "un país sin seguridad jurídica" no será atractivo para las inversiones: "No hay nadie en estos momentos que se plantee localizar sus inversiones donde no se respeten las leyes. Es fundamental respetar las leyes, sobre todo las que nos hemos dado democráticamente. Leyes que tienen sus propios mecanismos de revisión en el supuesto de que alguien quisiera revisarlas", dijo.

El ministro, que subrayó que hacía estas declaraciones como responsable de Justicia y no en clave política, señaló también que "aquellos que no respetan la ley, no generarán respeto hacia sí mismos".

Antes de atender a los medios, Gallardón pronunció un discurso de marcado contenido jurídico sobre el congreso que clausuraba, en el que también hizo una referencia a Cataluña. "Cataluña siempre ha tenido una vocación de encuentro, de diálogo, de resolución de conflictos, donde la mediación ha tenido una presencia muy superior que en el resto de España. Eso se debe al seny que caracteriza a los catalanes, y que tanto les aleja de la confrontación, de la ruptura, y de cualquier mecanismo que no suponga la búsqueda consensuada de la solución a cualquier conflicto que se pueda producir", señaló.

Pero Artur Mas sigue a lo suyo. El president subrayó ayer que la voluntad de Cataluña es seguir bajo el paraguas de la UE y ha asegurado: "Aunque nos amenacen, no nos sacarán" de Europa, en alusión a las consecuencias de una hipotética secesión. "Nuestro principal paraguas es Europa y de éste, aunque nos amenacen, no nos sacarán, porque es nuestro espacio natural", manifestó Mas en su intervención en un acto con alcaldes y regidores de CiU en Mataró (Barcelona), en la que también pidió "respeto" por Cataluña y recordó que las naciones con la rentas más alta son países pequeños. En su discurso ante los ediles, el presidente de la Generalitat defendió, asimismo, la fuerza de los municipios para lograr la mayoría absoluta de CiU en el Parlament, ya que, en su opinión, es la única manera de afrontar en condiciones "las amenazas que llegan de Madrid".

"En Madrid -agregó- hay mayoría absoluta de un PP que no quiere facilitar las cosas, por eso necesitamos una mayoría equivalente en el Parlament".

En el mismo acto, el secretario general de CiU y presidente del Comité de Gobierno de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, destacó a su vez el valor del mundo municipal para lograr la mayoría en el Parlament. "El inmovilismo lleva al abismo. Queremos que se nos reconozca nuestra capacidad de decidir el futuro. Desde el 11 de septiembre, hemos escuchado declaraciones ofensivas, incluso (el ex presidente del Gobierno) Aznar hizo referencia al Código Penal. Pobre España si depende de estos propagandistas", manifestó Duran.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios