Máxima cumple 43

  • La soberana celebra su día rodeada del cariño de todos los holandeses Su estilo y saber estar han convertido a la esposa del príncipe Guillermo en una de las reinas más queridas del mundo

Su espontaneidad y su naturalidad la han convertido en una de las reinas más queridas. Máxima sopla hoy 43 velas rodeada de su familia y con el cariño de todos los holandeses. La argentina lleva catorce años casada con el rey Guillermo. Al principio no fue fácil adaptarse a su vida en la realeza. El primer impedimento fue que no tenía nacionalidad holandesa, por lo que también un 17 de mayo pero de 2001, tras hacerse público su compromiso, tuvo que recibirla. Otro de los problemas con los que se encontró fue ser hija de Jorge Zorreguieta, que fue Ministro de Agricultura durante la dictadura de Videla en Argentina. Por eso muchos miembros del Parlamento holandés se negaban a que Guillermo contrajese matrimonio con ella. Finalmente en julio de 2001 la insitución aprobó el enlace. Pero Máxima no pudo estar acompañada por su padre el día de su boda el 2 de febrero de 2002. La felicidad absoluta de la pareja llegó en diciembre de 2003 con el nacimiento de su primera hija, la princesa Amalia, futura reina de Holanda. En junio de 2005 le dieron una hermanita, Alexia y en abril de 2007 se convirtieron en familia numerosa con el nacimiento de su tercera hija, Ariane. Su rol de princesa lo cumple a la perfección, pero siempre va por delante su papel de madre. Cada aparición que hace acompañada de sus hijas no deja de prestarles atención y de darles todos los ciudados que necesiten. No es de extrañar que Guillermo mire a su mujer con cara de admiración.

Uno de los momentos más importantes de sus 43 años de vida tuvo lugar en abril del año pasado. La reina Beatriz de Holanda decidió abdicar y dejar el trono a su hijo. Guillermo y Máxima se convirtieron entonces en reyes de Holanda. En el acto de entronización la soberana se comportó como una verdadera reina. Supo mantenerse en un segundo plano y dejó todo el protagonismo a su suegra y su marido. Para ese día Máxima eligió un vestido azul con capa que dejó a todos con la boca abierta. Y es que Máxima es una de las mujeres más seguidas a la hora de vestir. La argentina siempre se preocupa por vestir con elegancia y estilo y siempre adecuada para cada ocasión. Desde que es reina su estilo es algo más sobrio, pero nunca ha dejado de lucir prendas de colores alegres con los que consigue un estilo desenfadado y actual. Uno de sus tonos favoritos es el rojo. Esta semana sin ir más lejos deslumbró en la cena con el Cuerpo Diplomático gracias a la elección de un traje rojo largo con volantes y escote palabra de honor. En cuanto a los complementos las joyas de gran tamaño son sus preferidas. Para el peinado opta en muchas ocasiones por elegantes recogidos ya que los considera muy cómodos porque le dejan la cara al descubierto. Y algo que le caracteriza es que a través de la ropa hace guiños a personas y situaciones que le hacen más cercana aún. El mes pasado se enfundó en un vestido verde con pedrería que llevó su suegra la princesa Beatriz en 1981. Todas estas cualidades hacen que a sus recién estrenados 43 años Máxima sea una de las mujeres más completas, respetadas y queridas de las realezas europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios