Nicolás Vallejo-Nágera, un hombre nuevo

  • Tras llegar a un acuerdo de divorcio con su ex, Paulina Rubio, Colate ha roto su silencio en un viaje relámpago a España, en el que también ha hablado de su nuevo amor.

Nicolás Vallejo-Nágera vuelve a sonreír. Varias semanas después de que se hiciera público que al fin ha llegado a un acuerdo de divorcio con su ex mujer, Paulina Rubio, Colate ha hecho un viaje relámpago a España para cumplir con sus compromisos profesionales. El empresario apadrinó la presentación de un nuevo coche de lujo en el Museo del Traje de Madrid, y aprovechó para hacer sus primeras declaraciones tras la polémica. Con un aspecto renovado y un brillo en la mirada que evidencia el alivio y buen momento que atraviesa tras la tempestad, confiesa encontrarse muy "bien". "Aún quedan muchas cosas por solucionar, todos tenemos etapas", asegura el ex de Paulina.

Colate no quiso desvelar los términos del acuerdo de divorcio, de los que dijo "son confidenciales", pero sí hizo balance de todo lo vivido desde que pusiera fin a su relación con la cantante mexicana. Al respecto, dice: "No he estado en ninguna guerra, cuando me han intentado separar de mi hijo me he defendido". Y añade: "Nunca imaginé que me iba a separar o divorciar. Me han sorprendido muchas cosas, no tanto de ella, sino de su entorno pero cada uno es como es". A pesar de todo, Colate está feliz con el resultado de todo el proceso, en el que ha conseguido la custodia compartida de su hijo, Andrea Nicolás: "En este tiempo, lo que más daño me ha hecho es cuando han hablado de mi papel como padre. Creo que soy un excelente padre. Mi hijo me adora y yo lo adoro a él". "Me gustaría que mi hijo vea a su familia paterna lo máximo posible. Tiene muchos primos y los días que vino lo pasó súper bien. Sólo ha podido venir una vez y espero que a partir de ahora sea más fácil porque la primera vez costó mucho", cuenta animado.

Tampoco esquivó las preguntas acerca del acuerdo económico al que ha llegado con su ex -del que se dice ha salido muy beneficiado- aunque no quiso hablar de cifras. Comenta haber renunciado a todo lo que le correspondía tras su matrimonio. "Dentro de los arreglos, hay un acuerdo económico pero son unas deudas que había pendiente conmigo, que me van a pagar a plazos. Lo que quiero es lo mejor para mi hijo y también para ella. Por eso he renunciado a muchas cosas para no tener un juicio, porque quiero lo mejor para ella" , asegura.

En esta nueva etapa, el español también tiene buenas palabras para la que fuera su esposa durante un lustro, dejando claro que quiere de una vez por todas enterrar el hacha de guerra: "He respetado siempre a la madre de mi hijo, no la he atacado en ningún momento, le tengo mucho cariño y admiración. Siempre va a ser así". Aunque no tienen ningún contacto y sólo se comunican a través de sus respectivos representantes, prefiere hacer borrón y cuenta nueva. "Creo que hay matrimonios que funcionan y matrimonios que no funcionan. El nuestro no funcionaba, pero todo lo que ha pasado después ha sido innecesario. Yo haría las cosas de otra forma, pero tengo que adecuarme a lo que me ofrecen", afirma.

Ahora, Colate es un hombre completamente nuevo y mira al futuro con optimismo. Además de su hijo, el empresario ha encontrado la felicidad en los brazos de un nuevo amor. "Estoy comenzando una nueva vida por mí mismo y todavía me queda mucho. Estoy contento en ese aspecto porque después de quince meses solo, estoy conociendo a una persona que me tiene alegre. Lo que pase no lo sé ni yo ni nadie", ha dicho al respecto. La afortunada es la modelo venezolana Alegría Beracasa, de 22 años, a la que conoció "hace un mes" y con la que parece estar encantado. "Estoy conociendo a una nueva persona. Soy muy reacio al enamoramiento y me costará, porque no lo he pasado bien. Pero debo decir que no estoy enamorado de Paulina", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios