Anne Igartiburu

"Voy sin nada que esconder"

  • La presentadora, que protagoniza este año una campaña de turrones, confiesa cómo sus Navidades son, ante todo, familiares y tranquilas.

Comentarios 1

Aunque por su estilizada figura no lo parezca, Anne Igartiburu se confiesa una amante de los dulces de estas fechas navideñas que, para ella, cuentan con alicientes añadidos como el de dar la bienvenida televisiva al año entrante, una vez más, desde la Puerta del Sol. La presentadora de Corazón de... está encantada con haber sido elegida por una empresa familiar como Lacasa para anunciar sus originales turrones. Una aparición publicitaria que se sumará a su papel estelar en las uvas de La 1 que, en esta ocasión, se enfrentarán a una dura rival, en Telecinco, como es la cantante Isabel Pantoja…

-En el spot que ha rodado llega tarde a la retransmisión de las campanadas de Nochevieja… ¿Se ha visto en una parecida en su vida real?

-No. Soy muy organizada y no me gustaría encontrarme en esa misma situación nunca. Por eso me divertía hacer el anuncio y sacar mi lado más canalla en esta aparición tan especial.

-¿Cómo explicaría lo que le provoca, profesional y personalmente, dar las uvas?

-Es una sensación de alegría y orgullo. Van siete años ya en Televisión Española. Soy la persona que sigue ahí después de mucho tiempo. Lo haré otra vez con José Mota, quien, además, conduce de nuevo el especial de humor que va antes.

-¿Isabel Pantoja es competencia para usted?

-No entro en eso. Sería crear una polémica que no viene a cuento. Todas las demás cadenas son competencia con la mía.

-¿Qué planes tiene trazados para estas fechas tan señaladas?

-Pues iré al País Vasco cuando termine de trabajar, el viernes 23, y me quedaré tan sólo el fin de semana. Ya me tomaré en el mes de enero unos cuantos días de descanso…

-¿Comerá muchos turrones esta Navidad?

-¡Uy! No te imaginas cómo tengo las habitaciones. ¡Me he pedido todos !

-¿Cuáles son sus sabores favoritos?

-Los de trufa y el de brownie. Cuando realizamos el anuncio tuve oportunidad de probarlos bastantes veces porque, con tomas de siete de la mañana a doce de la noche, imagínate.

-¿Qué peticiones hace para el Año Nuevo?

-Que siga teniendo salud y que haya trabajo para mi familia y para todos. España va a seguir luchando para salir de la crisis. De eso estoy más que convencida. Hay muchos jóvenes esperanzados y espero que se cumplan los deseos de todos.

-Continuará con su Corazón de… pero, ¿no se cansa del mismo formato durante tantas temporadas?

-No. Es como cualquier otro trabajo. En el periódico, por ejemplo, se pregunta y luego preparas el texto, el titular y yo un día hablo de la duquesa de Alba y otro de Antonio Banderas, por ejemplo. Somos líderes de audiencia todos los días en nuestra franja y eso es un regalo.

-Usted será como esas profesionales eternas como Laura Valenzuela, María Teresa Campos o Ana Rosa Quintana, ¿no?

-Ojalá. Son señoras a las que admiro y son fantásticas comunicadoras. Lo que tenga que ser, será. Tampoco me imaginaba que iba a cumplir quince temporadas con el programa Corazón y ahí estoy, superando los años. O el programa del baile, la elección de Eurovisión, las galas especiales… Hay que tener la cabeza sobre los hombros y mantener cerca a los tuyos.

-¿Por qué quienes se dedican a informar de la crónica social en televisión, como es su caso, Jaime Cantizano o Jorge Javier Vázquez, suelen ser tan celosos de su intimidad?

-A mí no me da cosa hablar de mí. Lo que pasa es que no tengo nada que contar. Llevo un día a día sencillo. No tengo separaciones ni nada de eso. Suelo estar con mis compañeros, con la gente que quiero y, aparte, suele sacarse todo con lo que, en cualquier caso, preservo la intimidad de mi hija. Por lo demás, voy tranquila por la vida y sin nada que esconder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios