Ya se armó el Belén

  • Las felicitaciones navideñas de las casas reales nos hacen partícipes de las fiestas en palacio y cada vez más transmiten modernidad, aunque alguna vez se 'cuele' algún desastre

La Familia Real Española ha sido este año una de las primeras en felicitar las navidades públicamente con la foto que difundieron el pasado lunes de los Reyes, Felipe VI y Letizia, con sus hijas y el Palacio Real de fondo el Día de la Hispanidad. En los próximos días, llegarán los christmas de los royals europeos: algunos son imágenes familiares posando, otras realezas -más originales- optan por estampas de un día concreto, o incluso en escenarios que poco o nada tienen que ver con estas fiestas. Casi siempre los niños -si los hay- suelen ser los protagonistas. Y, aunque parezca extraño, los miembros de la familia real inglesa suelen ser los más innovadores a la hora de elegir sus felicitaciones públicas.

La Feliz Navidad de las casas reales siempre es noticia. Un momento único para hacer coincidir -al menos en teoría- los valores que representan las fiestas y las familias que sustentan estas instituciones. Conscientes de ello, y para hacernos partícipes y cómplices de sus actividades a lo largo de estas fiestas, algunos ponen un especial esfuerzo en transmitir modernidad. Lo hacen con el mayor de los cariños, por supuesto, pero de vez en cuando es inevitable que se les cuele algún desastre.

Dejando a un lado las felicitaciones oficiales, llama la atención en Inglaterra que el famoso Madame Tussauds de Londres en estas fechas vista con jerseys con motivos navideños a las figuras de cera que representan a los miembros de la primera familia británica. Y más raro aún: la propia Isabel II eligió el que lleva su figura, dejando en el museo una estampa de lo más llamativa y divertida, con detalles que van desde el jersey doble para los duques de Cambridge hasta los motivos de ciervo del príncipe de Gales. Lo cierto es que, aunque la soberana inglesa se ciñe al protocolo, otros Windsor como el heredero al trono felicitó la Navidad el año pasado con una imagen de él mismo con su esposa, la duquesa de Cornualles, acompañados de unos coloridos espontáneos durante un viaje oficial a los Balcanes. Su hijo mayor, el príncipe Guillermo, hizo lo propio en las navidades de 2016, también con una imagen familiar de él, su mujer y sus hijos en uno de sus viajes oficiales, aunque la estampa era mucho menos llamativa.

Sin duda, una de las felicitaciones que más ríos de tinta hizo correr en España en el año 2005 fue la de los entonces Reyes Juan Carlos y Sofía que, a fin de intentar dar una imagen de unidad en una familia que ya no lo estaba, recrearon un fotomontaje a base de photoshop dibujando una idílica y ficticia imagen de los Reyes rodeados de sus entonces siete nietos. A pesar de los errores, el intento fue emotivo, aunque provocó el efecto contrario al deseado.

Para curioso también el último christmas de la familia real noruega, en el que se veía a los reyes Harald y Sonia, con Haakon y Mette Marit y sus nietos en torno a una fogata, en lo que más parece una zambomba que una Navidad en tan frías tierras. La familia real sueca, por su parte, casi no cabe en la foto el año pasado; habrá que ver la de éste, con un miembro más. De Mónaco ya hemos visto este año en Instagram a Jacques y Gabriella, los hijos de Alberto y Charlene, frente al árbol de Navidad de la familia, pero no la felicitación oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios