El arte de ir despacio

  • Un reloj parado preside la mesa del espacio Zacapa Room, ahora en Madrid, un viaje sensorial con menú a cargo de la chef María Marte que invita a disfrutar del aquí y el ahora

Tradicionalmente la recolección de las flores de azafrán se ha realizado de forma manual, con una técnica completamente artesanal en la que el mimo es lo primero. Lo llaman el arte de ir despacio, el disfrutar de cada parte del proceso. Es por esto por lo que este ingrediente está tan presente en el menú que María Marte, chef del Club Allard, dos estrellas Michelín, ha creado para el nuevo Zacapa Room, instalado en el número 2 de la madrileña calle Ferraz hasta el próximo 27 de abril y en el que se viven experiencias gastronómicas únicas a través de catas y brunch maridados con ron Zacapa, cuya elaboración, a cargo de la maestra ronera Lorena Vázquez, sobrepasa las dos décadas, de ahí que el arte de ir despacio (the art of slow) esté tan unido al condimento antes mencionado.

Zacapa Room ha llegado a la capital de España tras pasar por algunas de las principales ciudades del mundo, como Zurich, Berlín, Milán, Copenhague o México DF y propone un viaje sensorial con un menú que transporta a tierras guatemaltecas, donde nace el destilado. María Marte ha tomado las riendas del espacio -que en su primera y última visita a Madrid, en 2014, se instaló en la terraza del Gran Casino de Madrid y que ha contado en el pasado con la colaboración de los reconocidos chefs Paco Roncero y Ramón Freixa- y no le ha costado ningún trabajo encajar el concepto pues es toda una experta en fusionar la cocina caribeña, que aprendió de pequeña en su país natal, con la dieta mediterránea. En esta ocasión, Allard Experience ofrece uno de sus espacios como escenario gastronómico para los amantes del disfrute sin prisas, por eso preside la mesa un reloj que siempre está parado. Un lujoso templo de estructura modernista en el que todos los detalles cuentan.

Zacapa, el único ron que se encuentra entre las 100 marcas de lujo más prestigiosas a nivel internacional, junto a firmas como Hermès, Rolls Royce o Patek Philippe, según el informe de la World Luxury Association, invita a disfrutar del concepto The Art of Slow, una forma de vida que incita a tomarse el tiempo necesario para disfrutar de las experiencias placenteras. Lo bueno y exclusivo merece ser degustado con calma, así será más emocionante el viaje por los sentidos. La iniciativa ha sido aplaudida por el afamado coach y periodista Carl Honoré, embajador del movimiento Slow en todo el mundo, que resaltó las cualidades y la filosofía de la iniciativa en su breve pero intensa visita a España la semana pasada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios