Una asistente denuncia a Lady Gaga por convertirla en su esclava

Una ex asistente personal de la cantante más estrambótica del momento ha presentado una demanda contra la estrella, a quien acusa de haberla obligado a trabajar más de 7.000 horas extra durante su gira mundial Monster Ball el año pasado.

Jennifer O'Neill, de 41 años, exige por las horas extra el pago de 380.000 dólares. En la denuncia afirma que fue obligada a trabajar sin descanso para atender todos los antojos de la artista, como por ejemplo darle "con rapidez una toalla tras una ducha y hacer de alarma personal para cumplir con los compromisos". O'Neill añade que su salario era de 75.000 dólares al año, pero que no tenía pausas para comer "o, en algunos momentos, ni siquiera para dormir por la noche".

Representantes de Lady Gaga han respondido que la referida demanda "carece totalmente de fundamento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios