Lo latino triunfa en los Billboard

  • El holograma de Michael Jackson sorprende en una gala marcada por la originalidad y la buena música.

Atrevida, original y sobre todo repleta de música y talento. Así fue la noche del domingo en Las Vegas, donde se celebró la entrega de los premios Billboard 2014. Los rostros más conocidos de la música internacional pasearon por la alfombra roja de una de las citas de la música más esperadas del año con sus mejores modelitos. La gran triunfadora de la noche, Jennifer Lopez, que recibió el premio al icono del año, llegó al lujoso hotel MGM con un espectacular vestido rojo de Donna Karan que dejaba sus piernas al descubierto. Durante la gala se cambió de ropa para cantar junto a Pitbull el tema que será la banda sonora del Mundial de Brasil 2014. La cantante apareció entonces con un body negro con flecos dorados. Para recoger su galardón volvió a cambiar su vestuario con un elegante traje largo negro y dorado. Otra de las que deslumbró en la alfombra roja fue la colombiana Shakira, que lució un ceñido vestido azul eléctrico de Julien Macdonald. A su llegada a la gala posó con su chico, Gerard Piqué. Después la colombiana se subió al escenario y al igual que Jennifer también cambió su vestido por uno más sensual. El color más elegido por las asistentes a los Billboard para sus prendas fue el negro. Las cantantes Kesha, Kelly Rowland Jordin Sparks, Carrie Underwood y Shanaia Twain acertaron al elegir sus vestidos en ese color. Entre las menos acertadas estuvieron la cantante Natasha Bedingfield, con un conjunto de pantalón pirata blanco y camiseta blanca transparente con estampado floral y Kendal y Kylie Jenner, hermanas de Kim Kardashian, cuyos estilismos en blanco y negro no gustaron demasiado. Nicky Minaj pecó de atrevida enfundándose en un imposible traje negro que dejaba muchas partes de su cuerpo al descubierto. Entre los hombres destacó Ricky Martin, que llegó al hotel vestido con un traje de chaqueta negro y corbata del mismo color. El cantante fue otro de los que sustituyó su elegante vestimenta por una más cómoda para cantar. Gerard Piqué también destacó vestido con un traje de chaqueta, corbata de lunares y un cinturón que destacaba por su hebilla roja.

Si la alfombra roja se caracterizó por el glamour y atrevimiento de los asistentes, la gala lo hizo por su emoción. Durante la gala se vivió un momento muy emotivo con la aparición del holograma de Michael Jackson. Ver al Rey del Pop actuando hizo que a muchos se le saltaran las lágrimas. La nota de color la puso la cantante Katy Perry, que sorprendió a todos con el pelo verde, un micrófono naranja y un mono muy colorido con dibujos de lo más originales como globos, ojos o cerezas. La gran ausente de la noche fue Miley Cyrus, que no pudo asistir por sus compromisos profesionales. Pero quiso estar presente a través de un vídeo con el que agradeció su premio. Además su padre Billy Ray acudió a la gala en representación de su hija. La música vivió así una noche mágica en la que Justin Timberlake se proclamó como el gran triunfador. El cantante se llevó siete galardones, entre ellos el de mejor artista del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios