La madre de El Cordobés, feliz y satisfecha tras el juicio

  • La mujer del diestro, Virginia Troconis, dice que su marido está muy satisfecho de las muestras de cariño y reitera que no se plantea cambiarse los apellidos "porque está muy contento con los que tiene"

MANUEL Díaz está feliz. Su rostro al llegar a Sevilla, cuando regresaba del juicio en Córdoba por la demanda de paternidad interpuesta a Manuel Benítez, lo decía todo. El torero volvió en Ave, junto a su hermano Chema que es su apoderado. Su esposa Virginia Troconis desde Córdoba se dirigió a Madrid donde esa misma tarde presentó un nuevo modelo de gafas de la firma Tous. Virginia ha sido el principal apoyo de su marido en este proceso en el que Manuel también ha tenido altibajos emocionales. "Él estaba encantado de las muestras de cariño y apoyo, de que hubiera tanta gente que creía en él. Ha vivido momentos muy duros y difíciles pero ahora está tranquilo. Nuestra vida ahora no va a cambiar, los niños ya le llamaban 'el abuelo Benítez'. Lógicamente a mí me gustaría que se vieran", aseguró.

Tras la contundencia de la prueba del ADN todo indica que en breve la sentencia del juez será favorable para su marido. Así que tendrá el derecho a cambiar su apellido aunque ella asegura que "de momento no se lo plantea, dice que él está muy contento con su nombre y es Manuel Díaz González".

Evidentemente, la primera pregunta al torero fue cúal había sido la reacción de su madre al conocer el resultado de las pruebas. Dolores Díaz es una mujer que se ha mantenido al margen de los medios en todo el proceso. "Mi madre ya lo sabía… estoy deseando verla y que me prepare un potajito de los suyos", dijo rotundo el diestro.

Aunque no ha estado visible en la vida pública de su hijo mayor, Dolores siempre se ha mantenido cerca. Cuando comenzaba su carrera taurina ella vivía en Almería con sus hijos pequeños, después Manuel le compró una casa para que viviera en Sevilla y estar más cerca físicamente de su madre y hermanos.

Fernando Osuna, el abogado de Manuel Díaz,asegura desde su bufete sevillano que pedirán que el coste del proceso sea a cargo del demandado. Según sus palabras "lo que cobra un abogado por el procedimiento de filiación, según el baremo, un libro orientador de los Colegios de Abogados, suele estar entre tres mil y cuatro mil euros. Después están los honorarios del procurador, entre 300 y 400 euros y la prueba del ADN. Esta suele estar entre los novecientos y mil euros. Ese costo va a cargo de la persona que demanda, pero si se dan algunas circunstancias, el juez puede obligar a la parte demandada a pagar las costas de perito", declaró.

La prueba de ADN que presentaron en la demanda se consiguió a través de un detective privado pero de forma absolutamente legal, como indicaba el letrado. "La demanda contra Manuel Benítez la hemos basado en una prueba que nosotros hicimos de forma legal, aunque la parte contraria dice que de forma ilegal, lo hicimos a través de un detective, que es un mecanismo legal, y esa prueba dio el 99,99 por ciento. Con esa prueba y otra serie de pruebas la presentamos al juez y él la admitió. Cuando lo hace en una caso de personas tan conocidas es porque ve indicios de que estamos diciendo la verdad, es decir, la apariencia de buen derecho (así se llama)"

Ahora que el resultado de la prueba ordenada por el juez coincide con la presentada en la demanda parece que en breve habrá sentencia y será favorable. "Con una prueba tan fuerte y contundente como es la del ADN poco hay que discutir y ya casi sobran los testigos", explicó Osuna.

Y entre los testigos era previsible que figurara la madre de Manuel Díaz, aunque su abogado se muestra cauto en este aspecto y recalca que "esa es una cuestión que no estoy autorizado a decir por respeto al proceso y a mi cliente".

Sin embargo, fuentes allegadas al torero afirman que proteger a su madre y evitar su exposición pública era uno de los objetivos de Manuel. Ese fue el motivo por el que decidieron recurrir a un detective y buscar una prueba de ADN, recogiendo una servilleta que usó Benítez en un bar.

También su primera mujer, Vicky Martín Berrocal, madre de su hija mayor, le ha mostrado su apoyo público en estas semanas. "A mí me hubiera gustado que lo hubiera hecho hace mucho tiempo, pero él vio que no tenía necesidad de hacerlo, no porque no supiera que era su hijo, él sabía de quién era hijo y la verdad de su madre va por encima de todo, para mí es motivo de alegría. Nadie lo ha dudado nunca pero que ya se pueda gritar es dar un paso increíble", dijo.

Curiosamente, Vicky conoce a Manuel Benítez desde niña pues era uno de los mejores amigos de su padre. "Puedo decir que yo he convivido con los dos y con los dos he tenido una relación de familia. No puedo opinar ni contar ahora porque no es el momento, cada uno necesita su tiempo… pero algún día cuando todo acabe podré contar algunas vivencias…".

Entre estas vivencias está seguramente la invitación que tenía Benítez para acudir a la boda de Manuel Díaz con Vicky Martín Berrocal y que hasta casi el último momento estuvo a punto de aceptar.

Vicky debuta hoy sábado como cantante en el nuevo programa de Telecinco Levántate All Star. Hará pareja artística con María Toledo y mostrará otra faceta desconocida para el gran público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios