"Antes me ponía muy nerviosa con la prensa"

  • Eva González Imagen del decimoquinto aniversario de 'Uno de 50', la novia de Cayetano Rivera hace balance de su vida actual

No se pronuncia sobre temas personales porque siempre ha sido muy escrupulosa a la hora de realizar declaraciones en los medios. Novia de Cayetano Rivera desde que, en 2009, confirmara su relación -tras otros noviazgos conocidos, como el de Arturo Vals o Íker Casillas-, Eva González se ha presentado recientemente amadrinando el quince aniversario en Barcelona de los establecimientos de la firma de alta bisutería "Uno de 50". Con una mano vendada, por una luxación doméstica, la modelo ha querido realizar, para nuestros lectores, un análisis de una trayectoria en la que, el salto a la popularidad, se produjo en 2003, tras ser coronada Miss España. Un certamen que se celebró el pasado fin de semana y que, junto al frenético ritmo de vida que lleva hoy día, se ha convertido en el hilo conductor de una entrevista donde, como siempre, la sevillana ha demostrado su naturalidad y su fresca personalidad.

-¿Cómoda en este evento?

-Mucho. Me encanta "Uno de 50". Es una marca española y su diseño es espectacular. Suelo usarla a menudo.

-¿Qué le pide a las firmas que la reclaman?

-No hago todo lo que me proponen. Solo campañas con las que, como en este caso, me siento identificada. Algo que sea joven, actual...

-Últimamente la vemos en eventos y en la 'pequeña pantalla' pero, ¿y la pasarela?

-La tengo abandonada. Con la "tele" es más complicado. ¡Bastante tengo con ir todo el día en el AVE!

-¿Pero reside en Madrid?

-Sí. Lo que pasa es que los sábados bajo a Sevilla para hacer el programa de la copla y ya aprovecho y veo a la familia.

-En la capital hispalense se acaba de celebrar Miss España...

-Estoy desconectada del certamen, aunque me trae muy buenos recuerdos. Sé que ha cambiado de manos pero no tengo relación con ellos.

-Dicen que, después de usted, el concurso entró en crisis. ¿Qué le parece?

-Pues me alegro de que me pillara la época buena (risas). Sea como sea, seguro que resurgirá.

-Mucho ha pasado desde entonces... ¿Cree que vive deprisa?

-Sí. Vivo muy deprisa pero he aprendido a disfrutar de la vida y de lo que vivo. Ahora elijo yo y me doy cuenta de las cosas. Antes, por ejemplo, me ponía muy nerviosa con la prensa.

-¿Ha perdido inocencia?

-La que se pierde con la edad. Ten en cuenta que era una niña. Tenía 21 años y ahora tengo 31.

-¿Cómo es la Eva González recién superada la treintena?

-En realidad, la esencia es la misma pero he ido evolucionando para bien. He aprendido mucho aunque aún me queda mucho por aprender.

-¿Por ejemplo?

-Mejorar la técnica en televisión, saber interpretar y, no sé, respecto a la vida en sí misma.

-¿Y en el terreno sentimental? ¿También considera que sabe más?

-Hombre, claro. Tengo más experiencia en todo lo que abarcan los sentimientos: parejas, familia... De todos modos, en el amor en sí no se puede mandar. Ahí es el corazón el que dictamina lo que hay que hacer. La cabeza, no tanto.

-¿Está bien en ese ámbito?

-Sí. Muy bien. Gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios