En plena forma

  • Con el decimoséptimo triplete de victorias en todas las categorías se desvela un presente muy fuerte y un futuro prometedor en el motociclismo español.

No pudo empezar mejor el mundial de motociclismo de 2013 ya que el circuito de Qatar registró el primer pleno del motociclismo español, con el decimoséptimo triple de victorias protagonizadas por Jorge Lorenzo, Pol Espargaró y Luis Salom en sus respectivas categorías.

Jorge Lorenzo, flamante doble campeón del mundo de MotoGP en los años 2010 y 2012, no dejó lugar a la duda sobre cuales son sus aspiraciones pues no falló ni en el momento de la salida. Se puso al frente, tiró con decisión y ninguno de sus rivales pudo poner en entredicho la primera victoria de la temporada.

Tras él, hubo dos pilotos, precisamente quienes le acompañaron en el podio que, por distintos motivos, se merecen mención especial, primero un renacido Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que realizó una épica carrera hasta la segunda posición, y después un Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que a las primeras de cambio se peleó con el nueve veces campeón del mundo y acabó en el tercer peldaño del podio.

Rossi llegó a Yamaha después de dos años de pasar su particular calvario en Ducati y había muchas dudas sobre sus posibilidades, pero éstas quedaron claramente disipadas a las primeras de cambio. Rossi rindió como lo que es, como un campeón, y de no ser por el pequeño error que cometió al principio de la carrera habría acabado peleando por la victoria con Lorenzo. En cuanto a Marc Márquez, en su primera carrera en MotoGP y ante unos rivales de la talla de Lorenzo, Rossi o Pedrosa, se fajó como un gran campeón y recibió la recompensa merecida del podio, que seguro no será el último de la temporada.

El primero de los triunfos llegó de la mano de Luis Salom (KTM) en Moto3, pero es que fue en esta categoría en donde el dominio de los pilotos españoles se hizo más clamoroso al copar las cuatro primeras posiciones con una superioridad apabullante que apenas pudo contrarrestar un sólo piloto, el alemán Jonas Folger (Kalex KTM). Y todo apunta a que Folger y en ocasiones el malayo Zulfahmi Khairuddin (KTM) pueden ser quienes den cumplida réplica a una relación de cuatro pilotos, el propio Luis Salom, Maverick Viñales, Alex Rins y Alex Márquez, pero poco más.

Mucho más abierta estará la pelea por el título que ha dejado vacante Marc Márquez, pues si bien Pol Espargaró (Kalex) demostró que es el más claro aspirante por su victoria en Losail, una serie de pilotos, como el japonés Takaaki Nakagami (Kalex) o el británico Scott Redding (Suter), pueden lograr excelente resultados durante la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios