Acusan a Evo Morales de querer acabar con la democracia

  • La oposición boliviana espera conseguir un diálogo "sincero" con el presidente

Un grupo de gobernadores bolivianos de la oposición acusó ayer en Miami al presidente Evo Morales de querer acabar con la democracia de su país con su propuesta de reforma constitucional.

"Estamos preocupados por el afán de instalar en nuestro país un régimen de corte totalitario que intenta desconocer a las minorías y lastimar de muerte a la democracia que a lo largo de más de dos décadas venimos disfrutando los ciudadanos bolivianos", declaró en una rueda de prensa Mario Cossio, gobernador de Tarija.

Cossio es uno de los cuatro gobernadores bolivianos que hicieron ayer escala en Miami en su viaje a Washington, donde se reúnen hoy con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

También tiene previsto viajar hoy a Nueva York para protestar en la ONU por las "irregularidades" con las que la Asamblea Constituyente aprobó el pasado 24 de noviembre la reforma de la Constitución propuesta por Evo Morales.

Ante este viaje, el Gobierno boliviano lamentó ayer que la oposición prefiera "denunciar y desacreditar" ante organismos internacionales las actuaciones de Morales, en lugar de acudir a la reunión de hoy para solucionar el conflicto a través del diálogo.

Con sus protestas los gobernadores esperan obtener un diálogo "sincero" con Evo Morales a ser posible antes del 14 de diciembre, que es el plazo que ha dado el Congreso boliviano para que la Constitución sea aprobada en todas las instancias necesarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios