Anulan 77.000 de los 3 millones de firmas recabadas para celebrar otro referéndum

La comisión de peticiones de la Cámara de los Comunes británica informó ayer de que ha eliminado 77.000 firmas fraudulentas de la petición ciudadana al Parlamento para que el Reino Unido celebre otro referéndum sobre la permanencia en la UE.

La presidenta de la comisión, Helen Jones, señaló que se toman el asunto "muy seriamente" y continuarán investigando la procedencia de las rúbricas, que ascienden ya a 3,2 millones.

Según la prensa, algunas de las firmas que secundaban la petición procedían de países extranjeros, entre ellos Corea del Norte. "La gente que añade firmas fraudulentas debe saber que está socavando la causa que pretende defender", aseveró Jones en su cuenta de Twitter.

La petición, introducida en la página web del Parlamento por un ciudadano que se ha identificado como William Oliver Healey, es la más suscrita de la historia parlamentaria británica.

Healey explicó ayer en Facebook que inició la petición antes de la consulta en previsión de que ganara el campo favorable a la UE, precisamente para "hacer más difícil" su victoria.

"Debido al resultado, la petición ha sido ahora secuestrada por la campaña favorable a la permanencia", lamentó el promotor, que insistió en su apoyo al Brexit.

No le gusta nada a la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, que ayer dijo que el Parlamento escocés podría bloquear la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En declaraciones a un programa de la BBC, sostuvo que "por supuesto" pediría al Parlamento autónomo, donde su partido tiene 63 de 129 diputados, que denegara el "consentimiento legislativo" para que el Gobierno de Londres procediera con la retirada.

Sturgeon admitió sin embargo que el Gobierno británico podría disputar la necesidad de tener que recibir consentimiento de Edimburgo para proceder con el Brexit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios