Corea del Sur cree "muy probable" una próxima prueba nuclear del Norte

  • Ban Ki-Moon advierte a Pyongyang de que "no tomen medidas que puedan ser una nueva provocación".

El ministro de Unificación de Corea del Sur, Ryoo Kihl-jae, aseguró en la Asamblea Nacional (Parlamento) de Seúl que es "muy probable" que Corea del Norte haga próximamente una nueva prueba nuclear. Ryoo, que hizo su afirmación en un comité de Unificación en plena etapa de tensión con Corea del Norte, apuntó, sin entrar en detalles, que "existen indicios" para predecir el cuarto test nuclear del país comunista solo dos meses después del llevado a cabo en febrero.

El Gobierno de Corea del Sur ya advirtió con anterioridad de la posibilidad de un próximo test de misiles de Corea del Norte, tras detectar el aparente traslado de proyectiles de alcance intermedio del Estado comunista. Además, una fuente del Gobierno de Corea del Sur citada por el diario local Joongang aseguró que recientes imágenes de satélite monitorizadas en Seúl indican que el país vecino está realizando preparativos para su cuarta prueba atómica. "Hemos detectado una mayor actividad de obreros y vehículos en el túnel sur del sitio de pruebas de Punggye-ri, donde el régimen ha trabajado en el mantenimiento de las instalaciones desde su tercera prueba nuclear en febrero" afirmó la fuente.

"Las actividades parecen ser similares a las de antes de la tercera prueba, así que estamos vigilando de cerca el sitio", detalló, mientras un oficial del Ministerio de Defensa de Seúl confirmó a Efe que su Gobierno vigila de cerca por la posibilidad de que Corea del Norte realice su cuarta prueba nuclear. "Solo Pyongyang sabe si va a realizar la prueba y cuando", declaró la fuente, tras destacar que "junto a las Fuerzas de EEUU, estamos vigilando de cerca los movimientos de Corea del Norte". Corea del Norte hizo el pasado 12 de febrero una prueba nuclear - la tercera y la más potente tras las de 2006 y 2009 -  que tres semanas después le reportó nuevas sanciones económicas y comerciales de la ONU. Tras la resolución punitiva del 7 de marzo, Corea del Norte emprendió una dura campaña de amenazas y hostilidades hacia Seúl y Washington que ha mantenido la tensión hasta hoy, y también ha mostrado movimientos que hacen prever una próxima prueba de misiles.

El aparente traslado de dos misiles de largo alcance Musudan (con un rango estimado de hasta 4.000 kilómetros) ha llevado a expertos a pronosticar que la supuesta prueba tendrá lugar en torno al día 15, en que Corea del Norte celebra el aniversario de su fundador, Kim Il-sung. Ante esta situación de inestabilidad en la península coreana y para relajar la tensión, EEUU decidió retrasar la prueba de un misil balístico intercontinental planeado para esta semana desde California, mientras su máxima autoridad militar en Seúl, el general James Thurman, suspendió un viaje a Washington.

Ban Ki-Moon advierte a Corea del Norte de que no efectúe una nueva provocación

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, advirtió a Corea del Norte de que no emprenda "acciones provocadoras" como la posible realización de una prueba nuclear.

Ban, de visita oficial a Holanda, pidió a las autoridades norcoreanas que "no tomen medidas que puedan ser una nueva provocación", señaló a la prensa tras una reunión con el ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans. El máximo responsable de la ONU señaló, según la agencia holandesa ANP, que no tiene información específica sobre las posibles nuevas pruebas nucleares de Pyongyang. También reiteró su petición al Gobierno de Corea del Norte para que "se atenga" al cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas, al tiempo que expresó su preocupación por la retórica que emplea el régimen norcoreano.

Corea del Norte hizo el pasado 12 de febrero una prueba nuclear, la tercera y la más potente tras las realizadas en 2006 y 2009, lo que tres semanas después le reportó nuevas sanciones económicas y comerciales de la ONU. Ban subrayó también que las autoridades de Pyongyang "no pueden continuar confrontando y desafiando la autoridad" del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas y a la comunidad internacional. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hace un mes nuevas sanciones contra Corea del Norte por su programa nuclear, para lo que contó con el apoyo unánime de sus cinco miembros, incluido Pekín, que en esta ocasión se pronunció a favor de la penalización por la tercera prueba atómica realizada por ese país.

Desde entonces, el dirigente del régimen comunista norcoreano, Kim Jong-un, ha radicalizado sus posiciones y amenazado con iniciar un nuevo conflicto armado. Pyongyang mostró su oposición ante el inicio de unas maniobras militares conjuntas de EEUU y Corea del Sur en la zona y anunció que aumentará su capacidad nuclear.

El incremento de la vigilancia y la presencia militar ha provocado, en apenas un mes, que EEUU haya desplegado en la zona buques de guerra equipados con sistemas antimisiles, aviones espía con capacidad atómica, submarinos nucleares, cazas F-22 e incluso una plataforma naval para vigilar movimientos en el Norte. La "amenaza real" que supone Corea del Norte para Washington también se ha disparado con las informaciones reveladas recientemente por sus servicios de inteligencia, que indican que Pyongyang habría colocado en lanzaderas móviles dos misiles Musudan, cuyo alcance se estima en unos 4.000 kilómetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios