Disturbios en el funeral de un preso palestino encarcelado en Israel

  • La ANP responsabiliza al Estado judío de "negligencia médica" al no atender al recluso con cáncer terminal

Miles de personas acudieron ayer en Hebrón a dar el último adiós a Maysara Abu Hamdiye, el preso palestino muerto el martes de cáncer y de cuyo fallecimiento los palestinos acusan a Israel por no facilitarle atención médica.

"Todo el mundo en la ciudad conocía a este mártir. No era de ningún grupo político, por eso todo el mundo ha venido aquí hoy. El defendía la libertad palestina y ha venido gente de toda Cisjordania para acompañarle", dijo Nader, un vecino.

Nacido en 1949 en Hebrón y padre de cuatro hijos, Abu Hamdiye fue condenado a cadena perpetua por un tribunal militar israelí por haber intentado cometer un ataque contra un restaurante en Jerusalén en 2002.

Padecía cáncer de esófago, acusaba un deterioro de su salud desde hacía más de un año y se encontraba a la espera de que concluyera la tramitación que le permitiera su salida definitiva de prisión.

Desde febrero se encontraba bajo supervisión médica del hospital Soroka de Beersheva, en el sur de Israel, y hace una semana los médicos concluyeron que su situación era terminal, según precisaron funcionarios del servicio de prisiones de Israel.

Su familia y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) han responsabilizado a Israel de su muerte, por no haberle proporcionado los cuidados médicos requeridos por su enfermedad.

"No le dieron ningún tratamiento para el cáncer porque no querían dárselo, no tengo ninguna duda de que lo mataron", dijo Fida Abu Hamdiye, sobrina del difunto, que aseguró estar "enfadada, muy enfadada y triste" por la pérdida de su tío.

La muerte de Hamdiye desató protestas y disturbios el martes en varias localidades palestinas, que continuaron ayer y se espera prosigan hoy tras las oraciones del mediodía del viernes, día de descanso para los musulmanes. Tras el entierro, docenas de palestinos se enfrentaron a los soldados israelíes en varios puntos de Hebrón, sobre todo en el centro, a la entrada de la ciudad vieja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios