América latina El presidente de Venezuela enciende la mecha de la tensión en la región

¿GUERRA de palabras?

  • Las célebres salidas de tono de Chávez atenúan su amenaza de guerra a Colombia

Comentarios 1

"Vientos de guerra" soplarán en América Latina. Con estas palabras el presidente venezolano, Hugo Chávez, alertó hace tres días a los líderes de la región en la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en Quito, en respuesta a la implantación de siete bases norteamericanas en suelo colombiano, país vecino.

Ganas de emprender una guerra no le faltan. En los últimos años el Gobierno de Caracas ha tenido un enorme gasto militar y ha cortado relaciones diplomáticas con Colombia, dato que desde el derecho internacional puede considerarse como una declaración de guerra.

EL POR QUÉ DEL CONFLICTO

Chávez avisó que la presencia militar estadounidense en bases colombianas para combatir el terrorismo de las FARC, sus fieles admiradores, "puede generar una guerra en Suramérica"; afirmó que su país se está preparando porque "nos tienen en la mira", y denunció la incursión de militares colombianos en su territorio.

El politólogo colombiano Luis Guillermo Patiño afirma a este diario que "no hay pruebas exactas que demuestren el traspaso de frontera de los militares colombianos". El propio mandatario de Caracas reconoció que los soldados colombianos "cruzaron el Río Orinoco en lancha" y salieron tan rápido que no fueron interceptados por uniformados venezolanos enviados al lugar.

El experto también afirma que Venezuela no respeta los acuerdos de los demás países. Piensa que es el emperador de América Latina, y no entiende posiciones distintas a su punto de vista. "EEUU ha usado multitud de bases en la región y nunca ha habido problema, y ahora que fortalece relaciones con Colombia, se le amenaza de guerra", dice Patiño.

El experto José Luis Incio, director del IAPSS (Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencia Política), difiere del politólogo y comenta a este diario que "Uribe debía de haber previsto que la instalación de bases norteamericanas iba a irritar a Chávez".

¿ATAQUE PREVENTIVO?

Otro de los argumentos utilizados por Chávez para defender su posible ofensiva es el de guerra preventiva. El mismo que George Bush utilizó para invadir Iraq. Ambos expertos señalan que desde el punto de vista del derecho internacional, el pretexto queda invalidado. El artículo 51 de la Carta de la ONU no da base jurídica a una respuesta armada que no sea inmediata y que no tenga por fin repeler un ataque inminente. Y, obviamente, la utilización de bases en suelo colombiano no supone un ataque inminente a Venezuela.

carrera militar

Las últimas inversiones que Suramérica ha realizado en gastos militares recuerdan a las del viejo continente europeo antes de comenzar la I Guerra Mundial. En el último año ha habido un aumento del 50% en gasto militar en la zona. Uno de los proveedores parece ser Rusia, y Venezuela su comprador. Pese a todo, Brasil se sitúa a la cabeza, y el armamento se destina a resolver problemas internos.

GUERRA DIALÉCTICA

La gran duda es si Venezuela atacará a Colombia o si será un episodio más de la verborrea de Chávez. Ambos expertos analizan que las amenazas serán sólo palabras. Ni Brasil, ni EEUU, ni Chile ni Argentina, los líderes de la zona, permitirían un conflicto armado.

UNASUR, DIVIDIDA

Venezuela y Ecuador han pedido que se sancione a Colombia por su colaboración con EEUU, pero Brasil y Chile se niegan a hacerlo. Además, Unasur no es un Consejo de Seguridad, por lo que no puede llevar a cabo actuaciones militares. La distancia entre las dos izquierdas -la radical de Chávez y la modera de Brasil y Chile-, consiguió fracturar a Unasur en dos y relegó la crisis de Honduras a un segundo plano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios