El Gobierno de Letta logra la investidura definitiva en el Parlamento italiano

  • El nuevo Ejecutivo consigue el aval de las dos cámaras. El primer ministro visitará ahora a los principales líderes europeos.

El nuevo Ejecutivo italiano de coalición, presidido por el demócrata Enrico Letta, logró la investidura definitiva en el Parlamento de Italia, al superar también con una amplia mayoría el voto de confianza en el Senado. Por 233 votos a favor, 59 en contra y 18 abstenciones, el Gobierno, que integran el Partido Demócrata (PD) de centroizquierda, el conservador Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi y la centrista Elección Cívica de Mario Monti, volvió a lograr un amplio apoyo parlamentario después de que el lunes recibiera la aprobación de la Cámara de los Diputados por 453 votos (de 630 posibles).

Desde las elecciones de hace dos meses, el Senado se había convertido en el principal escollo para la formación del Gobierno italiano, después de que el líder de la coalición vencedora, Pier Luigi Bersani, no lograra en ella la mayoría absoluta y no pudiera tampoco conseguir los apoyos necesarios para su Ejecutivo. El bloqueo político se resolvió con el encargo de formar Gobierno a Letta, mano derecha de Bersani en el PD, y el acuerdo alcanzado entre este partido, el de Berlusconi y el de Monti, formaciones que también apoyaron al Ejecutivo con un voto positivo.

Como ya sucediera en la Cámara de los Diputados, el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo y los ya ex socios del PD Izquierda Ecología y Libertad votaron en contra, mientras que se abstuvo la secesionista Liga Norte, al considerar que los puntos planteados por Letta en su programa no les satisfacen del todo.

Antes incluso de contar con la aprobación del Senado al Gobierno, surgieron las primeras muestras en público de discrepancias en el seno de la coalición de Gobierno entre el PDL y el PD sobre el impuesto a la vivienda habitual reintroducido por Monti y cuyo pago de junio quedará suspendido, según anunció Letta. El nuevo ministro para las Relaciones con el Parlamento, Dario Franceschini, del PD, dijo que sobre este impuesto habrá una "prórroga para el pago de junio" para después revisarlo, algo que puso en pie de guerra ya al partido de Berlusconi, que durante la campaña electoral se comprometió no solo a quitarlo, sino a devolver lo pagado en 2012. Preguntado por este asunto, Berlusconi se mostró "confiado tanto en la abolición como en la devolución" de lo pagado por esta tasa y advirtió de que no apoyará, ni siquiera desde fuera, un Gobierno que no lo lleve a cabo, toda vez que habrá que buscar nuevas formas para que ello no desvíe el objetivo de déficit del 2,9% para este año.

Durante su turno de réplica en la sesión de investidura, Letta quiso alertar de que haber logrado un pacto entre varias formaciones para formar un Gobierno de coalición, algo sobre lo que se han generado "excesivas" expectativas, no supone que se haya resuelto de golpe la "frágil" situación de "emergencia". "Me he dado cuenta de que hay un gran problema: hay una carga de expectativas excesiva sobre este Gobierno. Si no hay consciencia de la objetiva fragilidad de lo que se ha hecho y de lo que estamos haciendo y se piensa que todos los problemas ya están resueltos formando un Gobierno, creo que nos equivocamos", aseveró Letta. "La situación que tenemos ante nosotros sigue siendo de grandísima dificultad y de grandísima emergencia", incidió el primer ministro, quien dijo que no hay alternativa posible a este Gobierno.

Tras recibir la investidura a su Gobierno en el Senado, Letta se apresta este martes a iniciar la ronda de contactos a nivel europeo para impulsar medidas en pro del crecimiento económico que permitan aliviar la situación de una Italia que el pasado marzo registraba una tasa de desempleo del 11,5%. El primer ministro italiano se reunirá en primer lugar con la canciller alemana, Angela Merkel, este mismo martes en Berlín, tras lo que viajará a París para encontrarse con el presidente de Francia, François Hollande, y de ahí a Bruselas, donde verá al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y, ya el jueves, al de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

En la Unión Europea "tenemos que avanzar juntos. Se ha dejado que fuera solo la moneda lo que nos unía, pero un continente como el nuestro no puede estar solo unido por la moneda", dijo Letta. "El asunto de la crisis europea -agregó- es un asunto, sobre todo, de democracia, de soberanía, de eficacia de respuestas. Estoy convencido de que no es una cuestión técnica, es una cuestión de hacer entender a la burocracia de Bruselas, a los líderes políticos europeos y a los ciudadanos, que nuestro destino o es común o estará hecho de países que caminarán cada uno por su lado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios