El Estado Islámico responde con masacres al acoso de sus enemigos

  • Dos años después de haber proclamado el califato en territorios de Siria e Iraq el grupo terrorista está rodeado en varios frentes

La siniestra réplica del Estado islámico (EI) al acoso al que lo están sometiendo sus enemigos en varios frentes son las matanzas indiscriminadas de civiles. La última la del aeropuerto Atatürk de Estambul. Dos años después de haber proclamado un califato en los territorios bajo su control en Siria y en Iraq, el grupo terrorista se ve cada vez más rodeado, pero a pesar de estar a la defensiva en su propio terreno, los yihadistas disponen todavía de capacidad para cometer terribles atentados fuera del califato, ya sea en Francia, Bélgica o Turquía. En este país, las autoridades lo señalan como principal sospechoso del ataque suicida de anteayer en el aeródromo de Estambul, en el que murieron 41 personas.

En Siria, en el último año, el EI ha visto cómo se ha reducido el espacio que domina del 50% al 30% del país, según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Esta pérdida de terreno se ha producido en los últimos meses por las ofensivas lanzadas por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza kurdoárabe apoyada por Estados Unidos y el Ejército del régimen sirio, respaldado por la aviación rusa.

Algunas de las derrotas más importantes del EI han sido en la provincia central de Homs, donde los terroristas perdieron frente a las fuerzas gubernamentales sirias la emblemática ciudad de Palmira, y en la región nororiental de Al Hasaka, donde las FSD retomaron las poblaciones de Al Shadadi y Al Hul.

Actualmente, las operaciones más importantes contra los yihadistas transcurren en la localidad de Manbech, en el noreste de la provincia noroccidental de Alepo, y en el norte de Al Raqa, feudo principal de los extremistas en Siria, aunque en este punto la operación lanzada por las FSD se ha detenido. El portavoz de esta fuerza, Talal Salu, informó de que han parado sus operaciones en Al Raqa para centrarse en el ataque a Manbech, "a donde han sido enviados la mayoría de los aviones de la coalición internacional" antiyihadista, liderada por Washington.

A principios de este mes, las FSD iniciaron una ofensiva contra el EI en el norte de Al Raqa, aunque advirtieron de que su intención no era llegar hasta su capital homónima, sino avanzar por la mitad septentrional de la región y consolidar sus posiciones. El portavoz apuntó que "es posible" que las operaciones en Al Raqa se reanuden cuando las FSD tomen Manbech, escenario de combates entre sus efectivos y el EI desde el mes pasado.

También en Iraq, el grupo extremista se ve acosado en su bastión de Mosul y otras zonas del norte del país, donde irrumpió en junio de 2014 y donde Abu Bakr al Bagdadi, líder de la organización, apareció el 4 de julio para presentarse como "califa". El jefe del Comité de Seguridad del Consejo de la provincia septentrional de Nínive, de la que Mosul es capital, señaló que el poder del EI sobre el terreno se ha desvanecido en los últimos seis meses, al perder el control de amplias zonas a manos de las fuerzas iraquíes.

Apartir del 29 de junio de 2014, el Estado Islámico llegó a conquistar más de un tercio del territorio iraquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios