Israel reabre varios pasos fronterizos con Gaza al amparo de la tregua

  • La decisión de reabrir los pasos fue adoptada por el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.

Israel reabrió varios pasos fronterizos con Gaza, tras cuatro días cerrados en respuesta al lanzamiento de cohetes palestinos contra su suelo, que puso en jaque la tregua con las milicias de la franja iniciada hace diez días.

Desde las 08:00 hora local, el paso comercial de Sufa, así como los de acceso de combustible de Nahal Oz y de personas de Erez, volvieron a la actividad, aunque con ciertas restricciones, según fuentes militares.

Sin embargo, la arteria vital de la maltrecha economía de la franja, el paso comercial de Karni, y el de Kerem Shalom permanecen cerrados.

Por la mañana, testigos palestinos presenciaron la entrada por Sufa de vehículos cargados con productos, varios de ellos alimentarios, y por Nahal Oz de un camión con gas de cocina, dos con diesel y otros tantos con combustible industrial para la única central eléctrica de la franja.

La decisión de reabrir los pasos fue adoptada anoche por el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, tras mantener consultas telefónicas con su número dos, Matán Vilnaí, y los servicios de inteligencia civil interior, el Shin Bet, y militar.

Entrarán así a Gaza durante la jornada unos ochenta camiones con mercancías, muy por debajo de las cantidades de dos años atrás, pero una mejora respecto al férreo bloqueo impuesto por Israel a la franja desde que hace doce meses Hamás se hizo con su control por la fuerza.

Al amparo del cese de hostilidades, que no rige en Cisjordania, Israel había suavizado este cerco hace una semana al abrir pasos fronterizos que llevaban meses inactivos.

Sin embargo, primero la Yihad Islámica -en respuesta a la muerte de uno de sus líderes por el Ejército israelí en Cisjordania- y luego las Brigadas de los Mártires de Al Aksa la violaron al lanzar cohetes Al Kasam y proyectiles de mortero contra las localidades vecinas israelíes, sin causar víctimas ni daños materiales.

Tras esos ataques Israel clausuró de nuevo los pasos fronterizos con Gaza que había reabierto en virtud del acuerdo que entró en vigor el pasado día 19 y que tiene una duración en principio de seis meses.

Según ese pacto, alcanzado con la mediación egipcia, las milicias palestinas tienen que dejar de lanzar cohetes y proyectiles de mortero contra Israel, que debe, por su parte, suspender sus operaciones militares en Gaza y levantar progresivamente el bloqueo a ese territorio.

Israel también ha incumplido el cese de las hostilidades, principalmente con disparos contra agricultores palestinos -que se dirigían a cultivar sus tierras cerca de la valla entre Gaza y el Estado judío- y contra pescadores, pues la Marina israelí controla el espacio marítimo de Gaza.

La reapertura se produce un día después de que Hamás, el movimiento que ha dirigido el proceso por parte palestina, advirtiese de que no consentirá más violaciones del alto el fuego, que sirve al "interés nacional".

"Habíamos acordado con la Yihad Islámica que todo aquel que violase la tregua, aunque fuera de Hamás, sería detenido y desarmado", explicó uno de sus principales dirigentes y artífices del acuerdo, el ex ministro de Asuntos Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud al Zahar.

Al Zahar reveló además que las fuerzas de seguridad de Hamás han arrestado a milicianos que pretendían echar por tierra la tregua.

Por el contrario, Jaled Al Batsh, uno de los principales dirigentes de la Yihad Islámica, insistió en que su movimiento "se guarda el derecho de vengar todos los crímenes israelíes independientemente de donde se produzcan".

En Cisjordania, soldados israelíes mataron esta madrugada a un adolescente palestino, Mohamed Nasir Said Daraghme, de 17 años, durante una operación de patrulla en el pueblo de Tubas, informaron los testigos.

Un portavoz militar israelí confirmó que sus fuerzas abrieron fuego y alcanzaron a "un miliciano que lanzaba cócteles molotov" a las tropas.

Ayer, otro palestino de la misma edad murió en el poblado cisjordano de Beit Umar al recibir un disparo en la cabeza por soldados israelíes a los que había lanzado cócteles molotov.

Aunque Cisjordania está inicialmente excluida de la tregua, se teme que estas muertes generen en Gaza, como sucedió la pasada semana, una respuesta palestina que ponga en riesgo su ya frágil mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios