Médicos Sin Fronteras suspende los rescates en el Mediterráneo

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció ayer la suspensión temporal de las labores de búsqueda y rescate de inmigrantes en el Mediterráneo central debido a las "restricciones a la asistencia humanitaria" impuestas por Libia.

La ONG detalló en un comunicado que suspenderá las operaciones de su buque Prudence pero continuará prestando apoyo médico a la nave Aquarius, que gestiona junto a la organización SOS Méditerráneé.

La decisión se produce un día después de que las autoridades de Trípoli instituyeran su área de búsqueda y rescate frente a sus aguas territoriales, comunicándoselo a la Organización Marítima Internacional (OMI).

De este modo, apuntó MSF, las autoridades libias "restringieron el acceso de los buques humanitarios a las aguas internacionales de las costas" de Libia, desde donde zarpan la mayoría de inmigrantes que ponen rumbo a Europa e Italia y son rescatados por las ONG.

Inmediatamente después, explican, el centro de coordinación de rescate marítimo en Roma advirtió "sobre los riesgos de seguridad asociados con las amenazas emitidas públicamente por la Guardia Costera libia" contra los buques que operan en aguas internacionales.

"Tras estas restricciones a la asistencia humanitaria y por el bloqueo de migrantes dentro de Libia habrá más muertos en el mar y más personas atrapadas en Libia", indican.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios