Moscú demanda la presencia permanente de militares rusos en las bases antimisiles

  • Las medidas de confianza ofrecidas hasta el momento por Washington no han satisfecho a Moscú, que exige acceso a esas instalaciones

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha afirmado que la principal demanda rusa en relación al escudo antimisiles norteamericano es la "presencia permanente" de sus militares en la base polaca y en el radar checo.

"Nuestra principal exigencia es la presencia permanente de nuestros oficiales y el acceso a equipos fiables de supervisión técnica", dijo Lavrov a la emisora de radio "Eco de Moscú".

El presidente ruso, Vladímir Putin, trasladó esta posición a su colega estadounidense, George W. Bush, durante sus consultas en materia de seguridad el pasado domingo en el balneario ruso de Sochi.

EEUU se propone emplazar una decena de interceptores antimisiles en territorio polaco y un radar en suelo checo, planes que el Kremlin considera una "amenaza directa" para la seguridad de Rusia.

Las medidas de confianza ofrecidas hasta el momento por Washington no han satisfecho a Moscú, que exige acceso a esas instalaciones.

En cambio, tanto las autoridades polacas como checas ya han expresado abiertamente su oposición a la presencia permanente de inspectores rusos en sus territorios.

Lavrov hizo estas afirmaciones coincidiendo con la segunda ronda de consultas bilaterales entre los viceministros de Exteriores ruso, Serguéi Kisliak, y polaco, Vitold Waszczykovski.

La primera ronda se celebró en enero pasado y un mes después el primer ministro polaco, Donald Tusk, intentó aplacar las reticencias rusas durante una reunión en Moscú con el presidente ruso, Vladímir Putin.

Tusk alcanzó recientemente en Washington un acuerdo sobre el escudo con el presidente de EEUU quien, a cambio, le garantizó ayuda para modernizar las Fuerzas Armadas de Polonia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios