Muere el ex presidente de Indonesia Suharto a los 86 años

  • Venerado por unos como un modernizador que desarrolló la nación, acusado por otros de crímenes humanitarios y una desmedida corrupción, el ex presidente había sufrido varios ataques de apoplejía.

El ex presidente de Indonesia Suharto murió en la mañana de hoy en Yakarta a la edad de 86 años, después de tres semanas de lucha contra la enfermedad, anunció Mardjo Soebiandono, jefe de los médicos encargados de su tratamiento.

El estado de salud del ex mandatario había empeorado mucho durante la noche, dijo un portavoz de la familia. Sus seis hijos se hallaban a su lado cuando falleció.

"Toda la familia damos las gracias a quienes han rezado por nuestro padre", dijo la hija mayor de Suharto, Siti Hadijanti Rukmana, conocida como 'Tutut', ante los medios que comunicación en el hospital.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, manifestó en un discurso al país su personal simpatía hacia Suharto e hizo un llamamiento a los ciudadanos a rezar por el ex presidente. "Suharto realizó un gran servicio a la nación", afirmó.

El gobierno anunció una semana de luto en todo el país, durante la cual la bandera nacional ondeará a media asta.

Miles de personas se unieron a funcionarios del gobierno y políticos, que acudieron a la residencia del ex presidente, en las afueras de Yakarta, para darle el último adiós.

Suharto, que en los últimos años había sufrido varios ataques de apoplejía, ingresó en el hospital Pertamina el 4 de enero con graves pobremas pulmonares, cardíacos y digestivos que le provocaron fallos orgánicos múltiples.

Las semanas de convalecencia de Suharto reabrieron el debate sobre su figura y la herencia que dejó al país. Venerado por unos como un modernizador que desarrolló la nación, acusado por otros de crímenes humanitarios y una desmedida corrupción, el ex presidente recibió en el hospital la visita de numerosos políticos.

Familiares y antiguos camaradas pidieron el cese de demandas y reproches: "Si tuvo debilidades, pedimos que se le perdonen", dijo hoy su hija mayor entre lágrimas.

Críticos y parientes de ejecutados por su régimen, por el contrario, pidieron justicia: "No puede haber perdón", reclamó el organizador de una protesta estudiantil la semana pasada.

Durante los 32 años de su mandato hasta 1998, la economía del país experimentó un sensible impulso y el número de personas bajo el umbral de la pobreza cayó de un 60 a un 15 por ciento a medidados de los 90. La indonesia es hoy una de las sociedades más libres del sudeste asiático.

Al mismo tiempo, Suharto está considerado uno de los mandatarios más corruptos de la historia reciente. Cientos de miles de personas fueron perseguidas y asesinadas durante su régimen. Sus abogados rechazaron todos los intentos de procesarlo argumentando su delicado estado de salud.

El ex mandatario será enterrado en el mausoleo familiar de Solo, 650 kilómetros al sudeste de Yakarta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios