La OSCE denuncia las trabas a la oposición en las elecciones rusas

  • Vladimir Putin arrasó con casi el 77% de los votos en las presidenciales del domingo

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunió ayer con el resto de candidatos, un día después de las elecciones presidenciales, en el Kremlin de Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunió ayer con el resto de candidatos, un día después de las elecciones presidenciales, en el Kremlin de Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunió ayer con el resto de candidatos, un día después de las elecciones presidenciales, en el Kremlin de Moscú. / yuri kadabnov / efe

La ausencia real de competencia en el proceso electoral, con una abrumadora presencia del jefe del Kremlin y trabas a la oposición, es la principal deficiencia de los comicios presidenciales del domingo en Rusia, en los que Vladimir Putin arrasó con cerca del 77% de los votos.

Así lo señalaron ayer los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) al presentar en Moscú las conclusiones preliminares de su informe, que denuncia también restricciones de libertades fundamentales y en el registro de candidatos. "El campo de juego no está nivelado. Ésa es la clave del informe", dijo el diputado español Ignacio Sánchez Amor, uno de los miembros de esta misión integrada por casi 500 parlamentarios.

La conclusión de estos observadores es que, "desde el punto de vista formal y administrativo", las elecciones se han desarrollado "razonablemente bien en un gran porcentaje de los colegios", si bien se detectaron "algunas irregularidades en vídeos".

Esto no significa que "haya un sistema de elecciones realmente competitivo" ante la "ausencia obvia de uno de los candidatos que puede considerarse líder de la oposición, Alexei Navalni, y una enorme presencia mediática de uno de los candidatos, Putin".

Según informó en una rueda de prensa Michael Georg Link, coordinador de las dos misiones de observadores que la OSCE envió a las comicios, "los candidatos pudieron llevar a cabo con libertad su campaña, pero la cobertura informativa de la del presidente derivó en una competición injusta".

Putin, que se negó a participar en debates con los otros siete candidatos, "obtuvo más espacio" en la televisión y medios oficiales "por la exhaustiva cobertura de sus actividades oficiales", añadió el parlamentario alemán, director de la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE.

La misión de observadores también denunció que los medios oficiales no dieron voz a los votantes opuestos al jefe del Kremlin, tal como señaló la jefa de la misión de observadores de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, Marietta Tidei, y hubo restricciones al registro de candidatos -en total 17 fueron rechazados- especialmente a Navalni, el más crítico con el Kremlin, que fue vetado por sus antecedentes penales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios