Obama tomará medidas contra Al Asad si se prueba el uso de armas químicas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió ayer una investigación a fondo sobre el uso de armas químicas en Siria y alertó de que, de comprobarse que está ocurriendo, cambiará su "cálculo" sobre cómo actuar ante la crisis en ese país.

"Hay una urgencia creciente sobre lo que ya es un importante problema de seguridad y militar en la región", advirtió Obama antes de reunirse en la Casa Blanca con el rey de Jordania, Abdalá II.

Obama mantuvo la misma prudencia que otros funcionarios de la Casa Blanca que insisten en los últimos días en que las "evaluaciones de inteligencia" sobre el uso de armas químicas en Siria aún no son "suficientes" y, por tanto, son necesarios "hechos creíbles y confirmados" antes de tomar decisiones.

El uso de armas químicas contra la población por parte del régimen "cambiará mi cálculo", advirtió ayer Obama, para quien el conflicto en Siria es "un desafío cambiante" para cuya resolución la comunidad internacional debe trabajar unida.

El primer ministro británico, David Cameron, abogó ayer por su parte por aumentar la presión sobre el régimen sirio pero consideró "improbable" que el Reino Unido envíe tropas al país árabe.

En una entrevista en un programa matinal de la BBC, el dirigente conservador reconoció que "hay que tomarse muy en serio" las informaciones que indican que se han usado armas químicas en la guerra civil en Siria.

La opositora Coalición Nacional Siria (Cnfros) reclamó ayer una rápida acción internacional para parar el uso de armas químicas por parte del régimen sirio de Bachar al Asad.

El ministro de Información de Siria, Omran al Zubi, responsabilizó ayer a la oposición armada del uso de armas químicas y sugirió que estas las habría suministrado la vecina Turquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios