La 'Rasputina' surcoreana es condenada a 20 años de prisión

Choi Soon-sil. Choi Soon-sil.

Choi Soon-sil. / yonhap / efe

Choi Soon-sil, la Rasputina surcoreana, fue condenada ayer a 20 años de cárcel y a pagar una multa de 18.000 millones de wones (13,4 millones de euros) por ser el cerebro de la trama de corrupción que escandalizó al país.

Choi afronta esta pena como principal responsable de la amplia red de tráfico de influencias urdida supuestamente junto a la ex presidenta Park Geun-hye, quien fue destituida y encarcelada en marzo del año pasado y que se encuentra a la espera del veredicto por el mismo caso.

La Rasputina, de 61 años y amiga íntima de Park, estaba acusada de 18 cargos, entre ellos abuso de poder, coacción y soborno, por los que la Fiscalía había solicitado una pena de 25 años y una multa de 125.000 millones de wones (unos 94 millones de euros).

Choi fue detenida en noviembre de 2016 al ser considerada la impulsora de la trama, a través de la cual intervino en asuntos de Estado -pese a que no ocupaba ningún cargo público- y extorsionó fondos a más de medio centenar de empresas que fueron a parar en buena parte a su fortuna personal.

Las empresas entregaban donaciones a fundaciones controladas por la Rasputina y de las que "obtenían pocos beneficios", según el fallo del Tribunal del Distrito Central de Seúl, que concluyó que dichas transacciones "fueron resultado de la coerción ejercida por la ex presidenta a petición de Choi".

Entre las empresas extorsionadas se encontraban varios chaebol, los grandes conglomerados pertenecientes en su mayoría a clanes familiares como LG, Hyundai o el gigante Samsung.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios