¿Reválida póstuma de Chávez?

  • Capriles y Maduro dirimen en las urnas si Venezuela sigue la senda que marcó el fallecido presidente

Arropados por miles de seguidores en las calles, el candidato oficialista, Nicolás Maduro, y el opositor Henrique Capriles ya han puesto punto final a la campaña electoral más breve en los últimos 14 años en Venezuela, marcada por el recuerdo del fallecido presidente Hugo Chávez.

Apenas seis meses después de participar en otros comicios presidenciales, Venezuela se asoma a una nueva votación en la que por primera vez desde 1999 no estará como candidato Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo, y cuyo sucesor se elegirá mañana.

El centro de Caracas fue elegido por un aluvión chavista para jurarle lealtad a Chávez y respaldar a quien él mismo ungió como su sucesor, Nicolás Maduro, mientras la oposición colmó con una marea de seguidores las calles de Barquisimeto, en el estado Lara (oeste), para acompañar al opositor Capriles.

Maduro, de 50 años, conductor y que escaló hasta ser canciller, vicepresidente y ahora "presidente encargado", convirtió el cierre de la campaña en un multitudinario homenaje a Chávez, destacando su legado y prometiendo la continuidad de su proyecto político,

En el mismo escenario en el que Chávez finalizó hace seis meses su propia campaña para la reelección, Maduro prometió junto a la familia del presidente fallecido que no le fallará al pueblo.

"No les fallaré, lo juro", dijo Maduro, que convirtió la primera parte del discurso, de más de hora y media, en un monólogo sobre Chávez.

"Éste es el pueblo de Chávez, éste es el puesto de Chávez, Chávez sigue al frente con su ejemplo, con su amor", exclamó, asegurando que "el imperialismo y la burguesía decadente y parasitaria" piensan que el chavismo se acabará sin él.

Capriles escogió Lara, el Estado donde su jefe de campaña, Henri Falcón, es gobernador, para concluir sus actividades de calle con una nutrida concentración en la que hizo llamamientos a los indecisos y prometió que habrá una nueva Venezuela.

"El lunes habrá una nueva Venezuela. El lunes todos a darnos el abrazo del futuro, de la esperanza", afirmó Capriles, que en octubre pasado fue derrotado por el fallecido jefe de Estado, pero que en esta campaña recordó una y otra vez que Maduro no es Chávez.

Ante decenas de miles de seguidores, el aspirante de la Mesa de Unidad Democrática buscó tender puentes con el electorado chavista, al decir que fortalecerá aquello que el fallecido presidente "hizo bien". "Salgamos a buscar a otros hermanos que a esta hora no están decididos, salgamos a buscar a otros hermanos que estaban con la causa del presidente (Chávez) pero que no le gusta ese candidato que le pusieron por allí", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios