Rice asegura que Hamas "debe renunciar a la violencia para demostrar que quiere la paz"

  • El movimiento islamista rectifica a Jimmy Carter al afirmar que no reconocerá a Israel

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, se reunió ayer en Bahrein con sus homólogos de los países árabes aliados de Washington para coordinar los pasos a dar en apoyo a los esfuerzos para solucionar las crisis en Oriente Próximo.

A la reunión asistieron representantes de Egipto, Jordania, Arabia Saudí, Kuwait, Qatar, Omán, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el anfitrión, Bahrein. Estos seis últimos países integran la rica alianza económica y política del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG), y algunos de ellos acogen importantes bases militares de EEUU.

En cuanto al conflicto palestino-israelí, "lo que Hamas necesita hacer está muy claro: renunciar a la violencia sería un buen paso para mostrar que uno quiere realmente la paz", declaró la secretaria de estado a un grupo de periodistas tras reunirse con sus homólogos de las monarquías del Golfo, Egipto, Jordania e Iraq.

Hamas puede hacer "varias cosas. Puede liberar al cabo israelí (Gilad) Shalit. Puede detener los disparos de cohetes sobre los habitantes israelíes en Sderot y Ashkelon (sur). Puede dejar de mantener como rehén a la población de Gaza después del golpe de Estado contra las estructuras del Gobierno legal de la Autoridad Palestina" declaró la responsable estadounidense.

Rice, que llegó el domingo a la capital de Bahrein, Manama, procedente de Bagdad, instó a los aliados árabes de su país en Oriente Próximo a ofrecer un mayor apoyo político y económico al Gobierno del primer ministro iraquí, el chií Nuri al Maliki, aunque no obtuvo compromisos concretos por parte de los jefes de Estado reunidos.

Por su parte, el ex presidente estadounidense, Jimmy Carter, aseguró ayer en Jerusalén que los dirigentes de Hamas "indicaron que estarían dispuestos a aceptar un Estado palestino en las fronteras de 1967 si los palestinos aprueban y aceptan el derecho de Israel a vivir en paz, como vecino próximo" tras entrevistarse con el jefe en el exilio de Hamas, Jaled Meshal, el sábado en Damasco.

Carter, que se encuentra de gira por la región, también indicó ayer que el grupo radical islamista podría reconocer un acuerdo de paz negociado por el primer ministro israelí, Ehud Olmert y el presidente palestino Mahmud Abbas, a condición "de que sea sometido a la aprobación de los palestinos, incluso si Hamas está en desacuerdo sobre ciertos términos de este acuerdo".

Meshal desmintió ayer mismo en Damasco estas afirmaciones hachas por Carter y aseguró que Hamas acepta el "Estado palestino en las fronteras del 4 de junio de 1967 con Jerusalén como capital, un Estado soberano sin las colonias (israelíes), con el derecho a regresar de los refugiados palestinos, pero sin el reconocimiento de Israel".

El viceprimer ministro israelí, Shaul Mofaz, criticó ayer duramente la iniciativa de Carter que, según el, "habla con Jaled Meshal y trata de llegar a un acuerdo mientras siguen los ataques mortales a Israel. Su iniciativa está vacía de contenido", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios