Seúl autoriza a los civiles el envío de condolencias a Corea del Norte

  • La autorización se produce trasmostrarsu pésame "a la población norcoreana" por el fallecimiento de Kim y expresar su esperanza de que "se restaure la estabilidad lo antes posible".

El Gobierno de Corea del Sur ha decidido permitir que civiles y organizaciones privadas envíen sus mensajes de condolencia a Corea del Norte por la muerte de su líder Kim Jong-il, informó hoy el Ministerio surcoreano de Unificación.

"El Gobierno ha decidido permitir a civiles que envíen condolencias a Corea del Norte por fax o correo electrónico", dijo un portavoz del Ministerio de Unificación, encargado de las relaciones con el país comunista, citado por la agencia de noticias Yonhap.

Las dos Coreas se encuentran técnicamente en guerra después de que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 concluyera con un armisticio en lugar de un Tratado de Paz, y cualquier contacto privado de los ciudadanos del Sur con el Norte debe ser aprobado por Seúl.

El Gobierno surcoreano señaló ayer que no enviará ninguna delegación oficial al Norte para expresar condolencias, aunque sí permitirá que viajen a ese país los familiares del fallecido expresidente surcoreano Kim Dae-jung y del expresidente del conglomerado Hyundai Chung Mong-hun.

El régimen de Pyongyang envió a Seúl delegaciones cuando en 2009 murió Kim Dae-jung, protagonista en 2000 de la primera cumbre intercoreana con Kim Jong-il, y también cuando en 2003 falleció Chung, uno de los promotores del desarrollo empresarial en el Norte.

El opositor partido Democrático propuso formar una delegación parlamentaria conjunta que efectúe una visita de condolencia a Pyongyang, algo que fue rechazado por el gobernante Gran Partido Nacional (GNP).

La diputada Park Geun-hye, una de las líderes del GNP, insistió en la postura oficial del Ejecutivo de no mandar delegaciones oficiales al Norte y recordó que Pyongyang ha adelantado que no aceptará comitivas extranjeras en el funeral del día 28, indicó Yonhap.

La propia Park, hija del fallecido presidente surcoreano Park Chung-hee, mantuvo un encuentro con Kim Jong-il durante una visita a la capital norcoreana en 2002.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios