Suspenden la audiencia de apelación de Leopoldo López

  • Gallardón critica que al opositor le nieguen los derechos de la defensa y las autoridades venezolanas impiden que lo visite en la cárcel

La audiencia de apelación del opositor venezolano Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión por la violencia en una manifestación, fue suspendida ayer, según informó la defensa del fundador de Voluntad Popular. La audiencia fue aplazada después de que uno de los magistrados designados para la vista de López manifestara su indisposición física para asistir, explicó a los periodistas el abogado defensor de López, Juan Carlos Gutiérrez, en el Palacio de Justicia.

El Tribunal de Apelaciones que lleva el caso, dijo Gutiérrez, suspendió la audiencia prevista para ayer sin precisar una nueva fecha para la celebración de esa vista de juicio. La suspensión coincide con la visita del ex ministro español de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón y el abogado español Javier Cremades, que llegaron el domingo a Caracas para asesorar al equipo de defensa de López.

Gallardón aseveró ayer que al opositor venezolano se le niega el derecho de asistencia jurídica: "A lo que hemos venido es a intentar contribuir a que se haga justicia con una persona injustamente condenada, injustamente retenida y a la que, además, se le están negando los más elementales derechos de asistencia jurídica", dijo el político español a las puertas del Palacio de Justicia venezolano después de que, a última hora, se decidiera la suspensión.

El ex ministro indicó que, pese a que la audiencia de López se suspendió, volverá a Venezuela cuando se vuelva a fijar la fecha. "Volveremos, estaremos allí donde nos diga Juan Carlos (Gutiérrez, abogado de López)", afirmó. En su opinión, lo que le están haciendo a Leopoldo López es algo propio de los gobiernos que reprimen sólo para "conservar sus privilegios". "Leopoldo López es ahora la causa por la que todos lo juristas del mundo, y me atrevo a decir que todas las personas de bien, deberían estar comprometidas a luchar", agregó.

La indignación de Gallardón aumentó cuando además las autoridades venezolanas les denegaron el permiso al ex ministro para visitar a López, recluido en una prisión militar desde hace más de dos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios