Unicef pide 2.900 millones de euros para ayudar a niños de países en crisis

  • Los conflictos que perduran desde hace varios años serán prioritarios para la agencia de la ONU

Unicef solicitó ayer 3.600 millones de dólares (2.900 millones de euros) para poder ayudar en 2018 a 48 millones de niños que están atrapados en crisis humanitarias creadas por conflictos y violencia o por catástrofes naturales.

Conflictos que perduran desde hace varios años, como los de Iraq, Nigeria, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Siria y Yemen, entre otros países, serán prioritarios para la agencia de la ONU.

Uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por un conflicto o un desastre

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció en un comunicado que el sufrimiento de los menores se exacerba porque las partes beligerantes en muchos de estos conflictos "muestran una flagrante indiferencia por la vida de los niños".

"No sólo les atacan directamente, sino que también les niegan el acceso a los servicios básicos debido a los daños y a la destrucción que sufren las escuelas, los hospitales y la infraestructura civil", agrega el texto.

Aproximadamente el 84% (3.015 millones de dólares) del monto solicitado se destinará a países afectados por crisis humanitarias a causa de la violencia y el conflicto.

Casi uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por un conflicto o un desastre.

La propagación de enfermedades transmitidas por el agua es una de las mayores amenazas para la vida de los niños en las situaciones de crisis.

Los ataques a las infraestructuras de agua y saneamiento, las tácticas de asedio que impiden a los niños el acceso al agua potable y el desplazamiento forzado hacia zonas que carecen de dichas estructuras ponen a los menores y a sus familias en peligro, subrayó la entidad.

Las niñas y las mujeres confrontan amenazas aún mayores, ya que a menudo cumplen la función de recolectar agua para sus familias en situaciones peligrosas.

Es por ello que uno de los focos principales del organismo este año será proporcionar agua potable a 35,7 millones de personas, el doble de las atendidas el año pasado, y saneamiento.

Hay 117 millones de personas en el mundo que viven en situaciones de emergencia y que carecen de acceso a agua potable.

Manuel Fontaine, responsable de emergencias de Unicef, explicó que en países en guerra "más niños mueren por enfermedades relacionadas con la falta de agua potable y saneamiento que por el propio conflicto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios