Los conservadores iraníes controlarán más de dos tercios del nuevo Parlamento

  • Los fieles al presidente Ahmadineyad arrasan sobre todo en el distrito de la capital

Los conservadores iraníes salieron victoriosos de la segunda vuelta de las elecciones legislativas celebrada el viernes, en particular en Teherán, pero los reformistas, debilitados por descalificaciones masivas de la autoridad electoral, resistieron mejor en el interior del país.

Los conservadores obtuvieron el 69% de los 287 escaños en el Parlamento (Majlis), contra el 16,4% para los reformistas y el 14,2% para los independientes, anunció ayer el ministro iraní del Interior, Mostafá Pur Mohammadi, en rueda de prensa.

Esto significa que según el recuento oficial, en la nueva Cámara habrá unos 200 diputados conservadores, unos 50 reformistas y 40 independientes. El Parlamento iraní cuenta con 290 escaños.

En total, 82 escaños estaban en juego en esta segunda vuelta, tras la clara victoria de los conservadores en la primera ronda del 14 de marzo, durante la cual ganaron los dos tercios de los escaños.

Según resultados aún parciales pero que no deberían cambiar, los conservadores obtienen 10 de los 11 escaños en el distrito de Teherán, que comprende la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios