La dimisión de su principal estratega sacude otra vez la campaña de Hillary Clinton

  • Mark Penn presenta su renuncia tras conocerse sus contactos con Bogotá a favor del Tratado de Libre Comercio

El estratega de campaña de la precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton presentó el domingo su renuncia al cargo tras la polémica generada por sus contactos con el Gobierno de Colombia acerca del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU.

"Tras los acontecimientos de los últimos días, Mark Penn ha pedido que se le releve de su papel como estratega jefe", dijo en un comunicado Maggie Williams, directora de la campaña de Clinton.

Penn se reunió el lunes pasado con la embajadora de Colombia en Washington, Carolina Barco, para hablar del TLC con EEUU, al que se opone la senadora por Nueva York. En el comunicado, Williams señaló que Penn seguirá dando asesoría y servicios de encuestas a la campaña de Clinton, aunque ya no como estratega principal. En su lugar, Geoff Garin y Howard Wolfson "coordinarán el equipo encargado del mensaje estratégico de la campaña", indicó.

Penn es director ejecutivo de la agencia de relaciones públicas Burson Marsteller Worldwide, que contrató el Gobierno de Bogotá en marzo de 2007 para fomentar la ratificación del TLC en el Congreso de EEUU. En la reunión con Barco, Penn abordó la estrategia para lograr ese objetivo, pese al rechazo de Clinton al acuerdo. Después de que el viernes saliera a la luz dicha cita, Penn afirmó en un comunicado que cometió "un error de juicio" al entrevistarse con la embajadora.

En respuesta, el Ejecutivo colombiano canceló el sábado su contrato con Burson Marsteller Worldwide, a la que había contratado también para promover el Plan Colombia de ayuda para combatir el narcotráfico. Según The Wall Street Journal, Burson Marsteller Worldwide había recibido 700.000 dólares en compensación por su trabajo para Colombia. Penn, además, ha ganado 20 millones por los servicios prestados a la campaña de Clinton, de acuerdo con el diario.

Éste es otro golpe para Clinton, quien se enfrenta en una dura lucha al senador Barack Obama por la nominación demócrata, para medirse en noviembre con el candidato republicano John McCain.

Según un sondeo de Gallup a nivel nacional, Obama se muestra por encima de Clinton con el 49 por ciento de preferencias, frente al 46 de la primera dama.

Obama, quien busca ser el primer presidente negro de EEUU, lidera las primarias demócratas, con mayor cantidad de delegados a su favor, quienes deben elegir al candidato en la convención del partido en agosto. Pero ninguno de ambos podrá alcanzar en lo que resta de primarias los 2.025 delegados necesarios para asegurarse la nominación, por lo que la batalla se centrará en los superdelegados, que pueden votar por cualquier aspirante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios