El boicot insurgente amenaza las elecciones presidenciales en Ucrania

  • Las autoridades de Kiev admiten que no podrán garantizar los comicios en Donetsk y Lugansk La OSCE estima en menos del 10% las ciudades donde habrá problemas para votar el domingo

La campaña de las elecciones presidenciales ucranianas entra en su recta final ensombrecida por el boicot de las regiones insurgentes prorrusas de Donetsk y Lugansk, donde difícilmente las autoridades de Kiev podrán garantizar la votación.

"Somos muy conscientes y no engañamos a nadie de que en el grandísimo territorio que representan las regiones de Donetsk y Lugansk ya será imposible garantizar la normal celebración de las elecciones", dijo ayer el ministro del Interior, Arsen Avakov.

El Gobierno asume que existen municipios rebeldes, como Slaviansk, Kramatorsk y Gorlovka, donde los electores no acudirán a las urnas, unos por propia iniciativa y otros por temor a las represalias de los milicianos prorrusos.

"En la región de Donetsk, sólo hemos recibido listas preliminares de votantes del 26% de los colegios electorales y en Lugansk, del 16%", explicó el subjefe de la Comisión Electoral Central (CEC), Andrei Maguera.

Los insurgentes se hicieron con el control de varios colegios electorales y se incautaron de los censos para abortar la votación en los territorios de ambas "repúblicas populares", que proclamaron hace una semana su independencia.

"Creemos que las presidenciales del 25 de mayo no serán legítimas. Por supuesto, no las reconoceremos. Tratar de organizar los comicios en el territorio de nuestros Estados independientes es ilegal", dijo ayer Pavel Gubarev, uno de los líderes insurgentes en Donetsk.

Mientras, el Parlamento de la "república popular de Lugansk" fue más allá al desmantelar las comisiones electorales y tachar de ilegales la propaganda, la campaña y la propia votación del día 25. Además, muchos miembros de los comités electorales locales en estas regiones se negaron a cumplir con sus obligaciones por temor a represalias con ellos y sus familias, lamentó la CEC.

Con respecto a las otras 22 regiones del país, la comisión electoral aseguró que el nivel de preparación "es del 100%" a falta de una semana. "En cambio, en las regiones de Donetsk y Lugansk, por obvias razones, la situación es aún insatisfactoria", añadió.

El primer ministro, Arseni Yatseniuk, puso al mal tiempo buena cara y declaró que "cualquier intento de los terroristas de Donetsk y Lugansk de abortar las elecciones presidenciales en Ucrania está condenado al fracaso".

Durante la reunión con Yatseniuk, Avakov alertó de que en las dos regiones rebeldes se esperan provocaciones, por lo que se crearán grupos operativos especiales para garantizar el orden. "Trabajarán grupos de reacción rápida con el fin de prevenir provocaciones. En los puntos más calientes se desplegarán fuerzas del orden procedentes de regiones más tranquilas", agregó.

Mientras, el gobernador de Donetsk designado por Kiev, Sergei Taruta, dijo que las autoridades regionales formaron ya las 22 comisiones electorales, aunque los rebeldes dicen que controlan seis de ellas. "Si la votación no tiene lugar en algunos colegios, eso no quiere decir que no habrá elecciones en Donetsk", puntualizó.

Taruta reconoció que miles de personas están armadas en Donetsk, -"no decenas de miles, gracias al cielo"- pero aseveró que el apoyo popular a los separatistas se redujo drásticamente en las últimas semanas.

Por su parte, Irina Veriguina, gobernadora de la vecina Lugansk, aseguró que seis de sus doce circunscripciones electorales fueron secuestradas por los insurgentes.

Al rechazo de los sublevados se sumó ayer el Partido Comunista de Ucrania (PCU), que adelantó que no reconocerá los resultados después de que el presidente, Alexandr Turchinov, pidiera al Ministerio de Justicia su ilegalización.

El emisario de la OSCE para Ucrania, Wolfgang Ischinger, subrayó la importancia de las elecciones para normalizar la situación en Ucrania, aunque descartó que vayan a persuadir a los rebeldes a deponer las armas y estimó en menos del 10% las ciudades donde habrá problemas para votar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios