La jornada electoral en Nepal se salda con tres muertos

  • La participación ascendió al 60% · Una de las personas que perdieron la vida era uno de los candidatos

La participación en los comicios a la Asamblea Constituyente celebrados el jueves en Nepal alcanzó el 60% en una jornada electoral salpicada por la violencia en la que tres personas, entre ellas un candidato, perdieron la vida.

El jefe de la Comisión Electoral, Bhoj Raj Pokharel, confirmó el dato de participación, aún provisional, en una rueda de prensa en Katmandú en la que explicó que un candidato independiente murió tiroteado poco antes del cierre de los colegios electorales en Sarlahi, ubicada en la llanura meridional de Terai.

Esta mañana, otra persona había fallecido en Terai en un enfrentamiento entre militantes del Partido del Congreso y del regionalista Foro por los Derechos del Pueblo Madheshi, según un portavoz de Interior.

Y una hora después de cerrar los colegios electorales, se registró un tercer muerto por disparos de la Policía que intentaba evitar el robo de urnas durante su traslado a la sede de la Comisión Electoral en el distrito de Siraha (sur), dijo el portavoz.

Pokharel calificó la jornada de de "satisfactoria" tras dar cuenta de que se habían producido "unos pocos incidentes".

Estos sucesos llevaron a suspender la votación en un total de 33 de los 9.821 colegios electorales de todo el país, siete de ellos en Sarlahi, según Pokharel, que rehusó dar más detalles.

Algunos grupos armados del Terai habían llamado al boicot de los comicios en la región, donde se concentra la importante minoría étnica "madheshi" de Nepal.

Con las víctimas del jueves, suman 23 las personas muertas desde que comenzó la campaña electoral en Nepal, tres de ellas candidatos.

En torno a 17,6 millones de nepalíes estaban convocados hoy a las urnas para elegir a los miembros de su Asamblea Constituyente, en las primeras elecciones desde 1999 y las cuartas desde que se reinstauró la democracia multipartidista, en 1990.

Los comicios son parte esencial del proceso de paz que el Gobierno y la guerrilla maoísta comenzaron en 2006.

Pokharel reiteró que harán falta diez días al menos para conocer sus resultados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios