Elecciones eeuu · reacciones

Los líderes mundiales felicitan a Obama y le ofrecen su apoyo

  • Sarkozy, Merkel y Brown ofrecen todo su apoyo al presidente electo de Estados Unidos para superar la difícil situación global

Gran parte de los dirigentes internacionales se apresuraron este miércoles a felicitar a Barack Obama por su histórica victoria en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y muchos de ellos expresaron la esperanza de que haga realidad el prometido cambio.

Los mandatarios europeos como el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Ángela Merkel se ofrecieron a cooperar para solucionar la actual situación mundial.

Sarkozy cafilicó de "brillante" la victoria y aseguró que la elección de Obama "suscita en Francia, en Europa y, más allá, en el mundo, una inmensa esperanza".

En una carta dirigida al futuro presidente norteamericano, el mandatario galo señaló que esa "esperanza" es la de unos EEUU "abiertos, solidarios y fuertes que muestren de nuevo con sus socios el camino con la fuerza del ejemplo y la adhesión a sus principios" y preserven así la paz y la prosperidad del mundo.

La dirigente germana animó al futuro presidente estadounidense a afrontar los retos mundiales con el respaldo de Europa.

"El mundo se encuentra al comienzo de su mandato ante retos sobresalientes. Estoy convencida de que, gracias a la estrecha y confiada colaboración entre EEUU y Europa, afrontaremos de forma decidida los nuevos peligros y riesgos, y sabremos aprovechar las múltiples oportunidades que se abren a nuestro mundo global", destaca Merkel.

En consonancia con los husos horarios, la cascada de reacciones y felicitaciones a Obama comenzó este miércoles en Extremo Oriente.

En la misma línea que se manifestó el primer ministro británico, Gordon Brown, ha mostrado su deseo de colaborar "muy estrechamente" conObama en los próximos "meses y años".

Brown señaló que el demócrata llevó a cabo "una campaña inspiradora, que dinamizó la política con sus valores progresistas y su visión para el futuro".

"Conozco a Obama y sé que compartimos muchos valores. Ambos tenemos la determinación dedemostrar que el Gobierno puede actuar para ayudar a la gente con justicia en estos tiempos difícilesque afronta la economía global", afirmó el jefe del Gobierno británico.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, fue uno de los primeros políticos en saludar el holgado triunfo del senador demócrata por Illinois.

"Necesitamos un nuevo pacto para un nuevo mundo. Espero sinceramente que con el liderazgo del presidente Obama, EEUU aúne fuerzas con Europa para conducirlo. En beneficio de nuestras sociedades, y en beneficio del mundo", destacó Barroso, quien aseguró que Obama que contará con el apoyo de Bruselas.

En Israel y Palestina, tanto la ministra israelí de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, como el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, se congratularon por la victoria del aspirante demócrata.

Livni, líder del partido gobernante Kadima, destacó el compromiso de Obama con la seguridad de Israel y manifestó que "Israel -principal aliado de EEUU en Oriente Medio- desea continuar la cooperación estratégica con la nueva administración".

El primer ministro en funciones, Ehud Olmert, calificó la victoria de Obama de "impresionante" y ejemplo para el resto de democracias del mundo.

Abbas, por su parte, expresó a desde Bucarest su esperanza de que prosiga el respaldo estadounidense al proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El portavoz del movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto la franja de Gaza, Sami abú Zuhri, dijo que "no rechazamos dialogar" con Obama, aunque éste debe aprender de los errores de su predecesor".

El primer ministro japonés, Taro Aso, fue uno de los primeros en enunciar su esperanza de "trabajar juntos" para el bien de la alianza entre ambos países.

En China, el presidente chino, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, resaltaron la importancia de mantener el progreso en las relaciones bilaterales.

Desde Oceanía, el primer ministro australiano, Kevin Rudd, apuntó que ha sido un triunfo de la multiculturalidad, mientras que Seúl expresó su deseo de que la alianza bilateral crezca y Tailandia señaló "el buen ejemplo" que supone para el funcionamiento del sistema democrático.

Indonesia y Filipinas coincidieron en su deseo de que sirva para estrechar lazos.

En Oriente Medio y Asia Central, dos de las regiones del mundo más conflictivas para Estados Unidos, la elección de Obama ha sido recibida con una mezcla de ilusión y escepticismo.

El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Hoshiar Zibari, saludó la victoria de Obama, pero precisó que su país no espera "grandes variaciones" respecto a la política norteamericana en Irak.

Hamid Karzai, presidente de Afganistán, pidió por su parte al próximo presidente estadounidense cambios en la estrategia de la "guerra contra el terror" que el Ejército estadounidense libra en Afganistán.

En Irán, el régimen de los ayatolá entendió el triunfo del senador demócrata como una prueba del fracaso de las políticas de George W. Bush e insistió en que lo que Estados Unidos necesita es un cambio de actitud.

Desde Pakistán, el primer ministro, Yusuf Razá Guilani, felicitó hoy a Obama y le invitó a buscar nuevas oportunidades para fortalecer la relación bilateral y "promover la paz y la estabilidad".

También el Vaticano se sumó a la catarata de reacciones y pidió a Dios que ayude a Obama a responder a todas sus expectativas.

En el resto de países de América, apenas se han registrado aún reacciones debido al huso horario.

Solo en México, el presidente Felipe Calderón felicitó a Obama y le invitó a visitar el país tras "reiterar el compromiso del Gobierno de México para fortalecer y profundizar las relaciones bilaterales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios