El primer ministro iraquí pide a kurdos que entreguen al vicepresidente

  • Tareq al Hashemi tiene una orden de arresto por acusaciones de complot en virtud d ela ley antiterrorista.

El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, pidió el miércoles a las autoridades de la región autónoma kurda que entreguen al vicepresidente Tareq al Hashemi, contra el cual se lanzó una orden de arresto por acusaciones de complot en virtud de la ley antiterrorista.

"Nosotros pedimos al gobierno de la región del Kurdistán que haga frente a sus responsabilidades y que entregue Hashemi al sistema judicial", declaró Maliki durante una conferencia de prensa en Bagdad. "Nosotros no aceptamos interferencia alguna contra la justicia iraquí", agregó.

El primer ministro también descartó los llamados de Hashemi a la Liga Árabe para que envíe representantes a acompañar la investigación y especialmente los interrogatorios: "Se trata de un caso criminal, no existe ninguna necesidad de que la Liga Árabe o el mundo jueguen algún papel en esto", comentó.

Hashemi, quien se encuentra en Erbil, en el Kurdistán iraquí, rechazó el martes las acusaciones que pesan contra él. Una orden de arresto fue emitida el lunes, después de la prohibición de viajar al extranjero.

Funcionarios del área de seguridad informaron que por lo menos 13 guardaespaldas del vicepresidente fueron arrestados en las últimas semanas, y que varios de ellos admitieron haber organizado y cometido atentados, con financiamiento y apoyo de Hashemi.

En otra alocución, al Maliki amenazó con sustituir a todos los ministros pertenecientes al bloque Iraqiya, apoyado por los sunitas, si ese movimiento continuaba boicoteando al gobierno de unidad nacional.

"Los ministros no tienen el derecho de suspender su participación en el gobierno porque serán considerados renunciantes. En las próximas reuniones de gabinete, si ellos no vienen nombraremos reemplazantes", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios