Al menos siete muertos en choques entre Ejército y chiíes en Beirut

  • La mayoría de las víctimas, que protestaban por los cortes de luz, son seguidores de Hezbolá

Al menos siete personas murieron ayer en Beirut en enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes que protestaban por los cortes de energía eléctrica en el sur de la ciudad, feudo del movimiento radical islámico Hezbolá.

Según un portavoz de la oposición libanesa, del movimiento Amal, "cuatro miembros de Hezbolá, uno de Amal, un socorrista y un civil murieron en las manifestaciones".

Los seguidores de la oposición bloquearon una carretera que unía los suburbios chiíes del sur de Beirut con barrios cristianos del este, provocando la intervención del Ejército.

"A las 16:00 hora local, algunos manifestantes intentaron bloquear el camino a Mar Mijail. El Ejército intervino inmediatamente para dispersar a los manifestantes", dijo el comando del Ejército en un comunicado. "Pero hubo fuego no identificado contra los manifestantes que mató a por lo menos dos de ellos e hirió a otros 19", añade el documento, según el cual "el Ejército abrirá de inmediato una investigación para encontrar la fuente de los disparos".

Durante los disturbios, los manifestantes, en su mayoría chiíes, intentaron acceder al áera cristiana de Ain Roumneh, feudo de las fuerzas libanesas cristianas dirigidas por Samir Geagea, golpeando e incendiando coches. Fue allí precisamente donde comenzaron los enfrentamientos que derivaron en la guerra civil que sumió en el caos el país entre 1975 y 1990.

A la caída de la noche las calles de Beirut se hallaban desiertas y el Ejército había establecido numerosos puestos de control para evitar más cortes de carreteras. Durante las semanas pasadas tuvieron lugar protestas similares.

El ex ministro del Interior libanés Ahmed Fatfat dijo que las protestas tienen el objetivo de bloquear los esfuerzos de los ministros de Exteriores de la Liga Arabe reunidos en El Cairo con el objetivo de hallar una solución a la prolongada crisis libanesa.

La mayoría antisiria expresó su preocupación de que la oposición liderada por Hezbolá esté utilizando estas protestas como pretexto para intentar hacer caer al Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios