Al menos 13 muertos y ocho heridos en un ataque suicida en Iraq

  • Un suicida se ha inmolado ante una multitud que se agolpaba en torno a un grupo de soldados estadounidenses para recibir regalos. El Ejército estadounidense ha localizado fosas comunes con 26 cadáveres ubicadas cerca de un centro de tortura, donde aún quedaban restos de cadenas y sangre

El atentado más grave hoy se ha producido cerca de Kanaan, una localidad de mayoría chií situada a unos 20 kilómetros al este de Baquba, capital de la convulsa provincia de Diyala. En este lugar, al menos 13 personas han muerto como consecuencia de un atentado suicida perpetrado en medio de una multitud de personas que rodeaban a un grupo de soldados para recibir regalos de Navidad, según informan fuentes policiales bajo el anonimato.

La explosión provocó, además, 18 heridos. Sin embargo, el Ejército estadounidense ha cifrado posteriormente en cinco civiles y un soldado norteamericano las víctimas mortales del ataque suicida. Además, subraya que otros diez soldados resultaron heridos en el mismo suceso.

Asimismo, un vehículo cargado de explosivos en Bagdad ha estallado causando la muerte de tres civiles y heridas a otros nueve. El atentado se produjo cerca de una licorería en pleno centro de la capital iraquí.

Por otra parte, los soldados estadounidenses ha realizado hoy un macabro descubrimiento al norte de Bagdad, al hallar fosas comunes situadas cerca de un centro de tortura en el que aún había cadenas adosadas a las paredes cubiertas de sangre o una cama metálica conectada a electrodos, tal y como confirma el comandante de las fuerzas norteamericanas en el norte de Iraq, el general Mark P. Hertling.

"Descubrimos varios depósitos de armas, un centro de tortura que tenía cadenas, una cama de hierro que seguía conectada a una batería, cuchillos y espadas cubiertas de sangre", explica. El hallazgo se produjo cuando se desarrollaban tareas de persecución de terroristas en la zona primeros de mes, y deriva también en la localización de 26 cadáveres. Entre las armas, los soldados han encontrado un sistema de lanzamiento de cohetes antiaéreos, fusiles de precisión, 59 kilos de explosivos domésticos y lanzamorteros con su correspondiente munición.

El descubrimiento tuvo lugar cerca de Muqdadiya, a unos 90 kilómetros al norte de la capital, en la provincia de Diyala. Se trata de una zona de importante conflicto, ya que, pese al descenso de cerca del 60 por ciento de la violencia por todo Iraq, en Diyala la coalición realiza continuas incursiones contra los "extremistas" que han llegado espantados de la provincia desde la cercana Anbar y desde Bagdad, según Hertling.

Por eso, a pesar de unos datos alentadores respecto a una relativa calma general cada vez mayor, el comandante estadounidense advierte que las milicias radicales aún tienen capacidad para producir "ataques espectaculares". "Esas personas que están luchando contra nosotros, contra el pueblo iraquí, continúan sólo para destrozar, sin intentar contribuir a lo que Iraq trata de llegar a ser", agrega Hertling.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios