El líder opositor de Kenia se proclama "presidente del pueblo"

El líder de la oposición de Kenia, Raila Odinga, se autoproclamó ayer "presidente del pueblo" tras no reconocer la victoria electoral de su rival, el jefe de Estado Uhuru Kenyatta, y a pesar de las advertencias de la Fiscalía de que podría incurrir en un delito de alta traición.

Odinga juró con la Biblia en la mano ante un diputado de su partido y un abogado de confianza, y empleó para ello la fórmula de "presidente del pueblo", un cargo no reconocido por la Constitución, pese a que la víspera su formación adelantó que juraría como presidente de la República.

En su cuenta oficial de Twitter, sin embargo, se anuncia como "presidente de la República de Kenia", lo que podría incurrir en un delito de alta traición penado con la muerte, si bien el país no ejecuta a ningún preso desde 1987.

Apenas unas horas después de la ceremonia, el Gobierno reaccionó declarando "organización criminal" al Movimiento de Resistencia Nacional, fundado por el partido de Odinga para protestar contra Kenyatta.

La proclamación comenzó con seis horas de retraso en el céntrico parque Uhuru de la capital, Nairobi, donde decenas de miles de personas esperaron a su líder en un ambiente festivo en el que predominaba el color naranja, identificativo de la formación de Odinga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios