El presidente de Kenia se proclama vencedor y jura su cargo una hora después

  • El jefe de la misión de observadores de la UE asegura que el resultado no es creíble

La Comisión Electoral de Kenia proclamó ayer vencedor de los comicios del pasado jueves al presidente Mwai Kibaki. Las autoridades electorales anunciaron que Kibaki, del Partido de Unidad Nacional (PNU), obtuvo 4.584.721 votos, mientras que el aspirante del opositor Movimiento Democrático Naranja, Raila Odinga, logró 4.352.993 sufragios.

Odinga, que iba encabezando todos los recuentos parciales que hasta ayer habían dado a conocer las autoridades electorales, se proclamó vencedor de los comicios por mañana, e invitó al Gobierno a aceptar su derrota.

Algunos minutos después del anuncio de los resultados, dos revueltas estallaron en Kibera, el barrio de chabolas más grande de Nairobi por el que Odinga es diputado. Coreando consignas de "no hay paz, no hay paz", cientos de partidarios de Odinga salieron a las calles del suburbio, al tiempo que un helicóptero de la policía sobrevolaba el barrio y los antidisturbios desplegados por Kibera disparaban al aire para contener a las masas.

Mwai Kibaki juró como presidente de Kenia, en su segundo mandato, una hora después de ser proclamado vencedor de los comicios.

La misión de observadores electorales de la Unión Europea afirmó que las autoridades de Kenia no han podido garantizar la "credibilidad" del escrutinio de los comicios del jueves.

En un comunicado, el jefe de la misión, Alexander Lambsdorff, afirmó que las "irregularidades" registradas siembran dudas sobre el resultado final anunciado por la Comisión Electoral y que da la victoria al presidente Mwai Kibaki.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios