La reforma de la Constitución centrará la cita anual del Parlamento chino

La reforma de la Constitución de China, para permitir que el presidente Xi Jinping pueda gobernar el país sin límite de vigencia en el poder, será el tema candente del plenario anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP), el máximo órgano legislativo chino, que arranca hoy en Pekín. La Carta Magna de China, que desde que entró en vigor en 1982 sólo ha sido modificada en cuatro ocasiones -la última en 2004-, "sólo puede asegurar su viabilidad en el tiempo si se adapta constantemente a nuevas situaciones", explicó Zhang Yesui en la rueda de prensa en la que se estrenó como portavoz de la ANP, en el Gran Palacio del Pueblo.

El Comité Central del Partido Comunista propuso la semana pasada eliminar el límite de dos mandatos consecutivos de cinco años para los presidentes, y se da por hecho que este Pleno lo aprobará por abrumadora mayoría, lo que daría a Xi un mandato indefinido y ha despertado inquietudes tanto fuera como dentro del país.

La votación sobre los cambios constitucionales se celebrará el próximo domingo, 11 de marzo, avanzó Zhang. Otra enmienda que se votará prevé incluir las teorías políticas de Xi en la Constitución. La ANP se extenderá hasta el martes 20 de marzo y durante ese periodo de quince días habrá ocho sesiones plenarias y 14 ruedas de prensa.

En el primer Pleno, el primer ministro chino, Li Keqiang, presentará el informe de acción del Gobierno del último año, en el que anunciará los presupuestos para 2018 y los objetivos económicos de Pekín, entre los que destacan los referentes a crecimiento, inflación y déficit público. Según los pronósticos de los analistas, China fijará un objetivo de aumento del Producto Interior Bruto (PIB) de alrededor del 6,5% para 2018.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios