Los 'sabios' buscan una salida para Italia

  • Napolitano pone en marcha sus reuniones con expertos Los partidos desdeñan la iniciativa

Comentarios 1

El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, inauguró ayer los trabajos de los dos grupos de expertos que designó para sacar al país de la parálisis política que vive tras los comicios y subrayó que su función no será la de dar una solución concreta de Gobierno, sino señalar los temas urgentes a abordar.

El jefe del Estado, que dio un plazo de trabajo a estas comisiones de entre ocho y diez días, emitió un comunicado tras el encuentro para explicar la evolución de la situación, y aprovechó, además, para responder a las críticas que este plan de acción ha suscitado entre las formaciones políticas.

Y es que en los últimos días los partidos han empezado a marcar distancias con la iniciativa propuesta el sábado por el presidente tras una reacción inicial de apoyo ante el fracaso cosechado en las rondas de consultas entre las fuerzas parlamentarias para intentar formar un nuevo Gobierno.

Las reacciones más airadas llegaron desde el partido Pueblo de la Libertad (PDL), del ex primer ministro Silvio Berlusconi, que consideró la iniciativa como una pérdida de tiempo y cree que la única salida es regresar a las urnas en junio, mientras el Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo, aseguró que el país no necesita "cuidadoras de la democracia".

Con una posición algo más moderada, el Partido Demócrata (PD) de Pierluigi Bersani, apoyó la solución de Napolitano, siempre que ésta dé paso a un Ejecutivo de cambio, aunque algunos de sus miembros no dudaron en asegurar que estos grupos de trabajo "no conseguirán resultados".

Napolitano tachó las polémicas suscitadas de "sospechas e interpretaciones desconcertantes" y recalcó que las comisiones de trabajo para sacar al país de la parálisis "no interferirán en la actividad del Parlamento, ni en las decisiones que corresponden a las fuerzas políticas".

Precisó que la tarea de estos sabios, como se les ha bautizado en Italia, no será la de indicar "un tipo u otro de solución para el Gobierno italiano", sino que señalarán "cuáles son (...) las cuestiones que deben ser afrontadas ya sea de carácter institucional, o de carácter económico-social".

El presidente Napolitano dio, además, un nuevo toque de atención a los partidos italianos, como ya hizo tras las primeras consultas el pasado 22 de marzo, y atribuyó la responsabilidad de haber tenido que adoptar la nueva decisión de llamar a este grupo de expertos a la "rigidez" de todas las formaciones políticas y a su recelo para ceder en sus posturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios